Mucho más que un sex shop o tienda erótica
Hay 10 Copa Menstrual

Copa Menstrual

La copa menstrual es un recipiente que se introduce en la vagina y cumple con la función de almacenar la sangre que se desprende del útero en el periodo menstrual.

Ventajas BeLover

Nadie sabrá nada

Su pedido se enviará en una caja blanca sin el logotipo de BeLover ni el remitente 🙂

100 días de derecho a devolución

Puede devolvernos los productos no utilizados sin cargo dentro de los 100 días

Envío gratis a partir de 60€

Los gastos de envío son 3,95€. A partir de un valor de 60€ el envío pasa a ser gratuito 😀

Rango seleccionado

Al seleccionar productos, damos gran importancia a la calidad y la funcionalidad.

¿Qué es?

Una copa menstrual es un recipiente pequeño que se introduce en la vagina, almacenando la sangre durante el periodo menstrual. Su mecanismo es similar al de un tampón, pero sin los contras de éste.

Está fabricada de silicona médica y es ideal para contener el periodo de manera cómoda, saludable e higiénica.

Beneficios

Emplear la copa menstrual tiene grandes beneficios:

  • Evita irritaciones gracias a su material hipoalergénico que evita la aparición de bacterias e infecciones.
  • Es reutilizable hasta durante 10 años (según el modelo) siempre que se lave y desinfecte correctamente.
  • Es más ecológica, no tendrás que usar productos desechables y altamente contaminantes.
  • Es cómoda, y puede ser llevada un tiempo prolongado antes de vaciarla; hasta 12 horas.
  • Es más económica, ya que dura mucho tiempo podrás eliminar los productos menstruales de la lista de la compra frecuente.
  • Hay modelos que se adaptan a todo tipo de cuerpos, logrando una perfecta adaptación a las necesidades de cada persona.

¿Cómo escogerla?

Antes de usar la copa menstrual la vagina, es necesario y conveniente conocer el propio cuerpo por medio de la autoexploración.

A la hora de elegir la mejor copa menstrual, debes fijarte en ciertos aspectos, tales como la cantidad de flujo mensual, la edad, el estado del suelo pélvico, la ubicación del cérvix, sensibilidad, si has tenido un parto vaginal…

Para menores de 25 años que no hayan tenido partos, o éstos hayan sido por cesárea, se recomienda una talla pequeña. Para mayores de 25 años, y para menores de 25 pero con un parto vaginal, se recomienda una talla grande.

Los packs de diferentes tamaños son ideales para adaptarse a los cambios durante la menstruación, tanto en cuanto al flujo menstrual, como respecto a la sensibilidad o la ubicación del útero.

Es importante decantarse por modelos de copas menstruales que permitan una flexibilidad a la hora de extraerla.

Existen copas diferentes, así que puede costar dar con la talla y modelo acertado, pero con el tiempo encontrarás la ideal para ti.

¿Cómo funciona?

Si es la primera vez que la usas, es posible que al principio sea incomodo acostumbrarte a la copa menstrual. Pero es cuestión de tiempo que te hagas a ella y se convierta en tu mejor aliada.

Para introducirla puedes colocarla de tres maneras: en forma de C; en forma de espiral, enrollándola; o bien en forma de V, doblándola hacia dentro y juntando los extremos.

A continuación, colócate de manera cómoda sentada en la taza del WC o en cuclillas, como si fueras a introducir un tampón. Separa los labios vaginales e introdúcela poco a poco hasta el fondo. Una vez dentro, la copa deberá desplegarse para ajustarse al cérvix. Si no lo hace, puedes ayudarte de los dedos moviéndola ligeramente hasta que notes al tacto que está estirada.

Si la has colocado bien, no deberías notarla. Si te molesta, pellizca, o duele, revisa que la has colocado correctamente y vuelve a intentarlo si es necesario. Al principio será más difícil, pero es cuestión de práctica.

Puedes llevarla hasta 12 horas; no obstante, el tiempo dependerá de la cantidad de tu flujo y de las veces que necesites cambiarla. Los primeros usos es probable que necesites estar más pendiente hasta que conozcas mejor tu flujo. Y te sorprenderá descubrir que lo que con tampones parecía “tanto”, no te lo parecerá con la copa.

Para retirar la copa, con las manos limpias, introduce un dedo y busca el borde. Con ayuda de un dedo, rompe el vacío, gírala un poco y extrae la copa verticalmente con cuidado. No tires de ella directamente, podrías hacerte daño, dañar el cérvix y/o estropear la copa.

Una vez fuera, vacíala en la taza. Lo ideal es aclararla con agua, o lavarla, antes de volver a introducirla.

¿Cómo se limpia?

La copa debe lavarse con agua y jabón neutro, siempre que sea posible, en cada cambio. Si no tienes acceso a jabón, aclárala con agua antes de introducirla.

Antes del primer uso, y posteriormente al finalizar el periodo menstrual, es imprescindible esterilizarla.

Al ser de silicona médica puedes ponerla directamente a hervir en un cazo durante unos 3-5 minutos. Asegúrate de leer las instrucciones de tu copa para conocer la mejor forma de mantenerla en perfectas condiciones.

Preguntas Frecuentes

Q1 Si nunca he tenido relaciones con penetración, ¿puedo usarla?

Por supuesto. La salud menstrual no depende de la actividad sexual. Es posible que necesites explorarte un poco para poder elegir la copa que mejor se adapte a ti.

Q2 ¿Se puede tener sexo con la copa menstrual?

Según el tipo de actividad sexual podrás usar una u otra copa menstrual.

Para juegos externos o penetración anal, cualquier copa es adecuada. Si buscas una apta para la penetración vaginal, necesitarás una copa con forma de disco.

Q3 Uso muchos tampones, ¿tendré que cambiar la copa las mismas veces?

No necesariamente. El tampón recoge la sangre menstrual, pero también el flujo vaginal y, al irritar la vagina, puede incrementar las secreciones. Además, en caso de haber algún coágulo, éste no se absorbe y puede provocar fugas.

La copa únicamente recoge la sangre menstrual, y los coágulos caen en el depósito sin pérdidas, junto con el resto. Con el uso notarás que necesitas muchos menos cambios y tendrás menos irritación vaginal durante la menstruación.

Q4 ¿Y si me cuesta introducirla?

Puedes aplicar una pequeña cantidad de lubricante con base de agua para ayudarte a introducirla.

No pongas mucho o tendrás problemas para que quede en su sitio sin resbalarse, lo justo para untar ligeramente el borde, que será la parte más ancha en la colocación.

Q5 ¿Puedo dormir con la copa?

Sí, puedes dormir con ella, y si está bien colocada no tendrás ninguna fuga.

Hay algunos profesionales que recomiendan descansar durante el sueño para que la vagina pueda relajarse por completo; y otros profesionales que no ponen impedimentos. Es, por tanto, una decisión personal en función de lo que tú prefieras o tus necesidades.

Consulta y compra por teléfono

Si lo deseas puedes utilizar nuestra atención telefónica para consultar a nuestro equipo o comprar de una forma rápida y sencilla.

912 87 15 72
Asistente de Be Lover
Expertos en juguetes eróticos

Horario de atención al cliente: Lunes a domingo de 11:00h a 21:00h