Mucho más que un sex shop o tienda erótica

Ducha Anal

Los productos destinados a la ducha anal facilitan la limpieza de tus zonas íntimas antes de practicar sexo anal.

Ventajas BeLover

Nadie sabrá nada

Su pedido se enviará en una caja blanca sin el logotipo de BeLover ni el remitente 🙂

100 días de derecho a devolución

Puede devolvernos los productos no utilizados sin cargo dentro de los 100 días

Envío gratis a partir de 60€

Los gastos de envío son 3,95€. A partir de un valor de 60€ el envío pasa a ser gratuito 😀

Rango seleccionado

Al seleccionar productos, damos gran importancia a la calidad y la funcionalidad.

¿Qué es?

La ducha anal es un elemento para la higiene del ano y recto antes de tener relaciones sexuales anales.

Pueden ser duchas anales manuales, similares al funcionamiento de una pera, o bien adaptadores para la ducha de tu casa para hacerlo de manera más cómoda.

¿Cómo funciona?

Dependiendo del modelo, el funcionamiento puede variar.

En el caso de las duchas manuales, tienen un diseño similar a una pera. El depósito debe llenarse de agua tibia, después se lubricará la cánula y se introducirá con cuidado en el ano. Debe apretarse de una sola vez para que salga todo el líquido, y retirarla del ano.

En el caso de los adaptadores para la ducha, será preciso desmontar la alcachofa de tu ducha y colocar el adaptador. Una vez colocado, debe lubricarse la parte inicial e introducir toda la zona perforada en el ano. Una vez dentro, se debe abrir el grifo con agua tibia (pruébala antes) unos segundos.

Sigas el método que sigas, se requiere que aguantes el agua en el interior lo máximo posible. Después, relaja el esfínter y déjala salir. Puede que requieras varios lavados para una limpieza completa, pero ten cuidado.

Asegúrate de estar dentro de la ducha o sentado en el WC antes de aplicar el agua, así evitarás manchar demasiado.

Una vez hayas terminado, limpia la cánula y el depósito de la dicha anal, o el adaptador de ducha con agua y jabón, y dentro de lo posible, utiliza un limpiador higienizante de manera complementaria para evitar la proliferación de bacterias.

Precauciones

La mucosa del interior de ano y el intestino es muy sensible, siendo propensa a las microfisuras con facilidad. Además, tiene una flora bacteriana que protege contra infecciones y otras molestias, y con los lavados puede destruirse provocando problemas en nuestro cuerpo.

Es recomendable no abusar excesivamente de las duchas anales, y mantener una dieta rica en fibra y una buena hidratación para que el conducto esté más despejado y, por tanto, requiera menos limpieza.

Usa siempre agua tibia, probando previamente que tiene una temperatura adecuada. Y nunca utilices jabones en las duchas anales.

Preguntas Frecuentes

Q1 ¿Cuánta agua hace falta?

Las duchas manuales con depósito tienen un indicador de capacidad. Habitualmente hace falta una o dos aplicaciones para una limpieza óptima.

En los adaptadores para la ducha tendrás que controlarlo guiándote por las sensaciones. Siempre es mejor que entre menos agua, a excederse.

Q2 ¿Por qué no es bueno usar jabón, si queremos limpiar?

Los jabones están diseñados para la piel, la parte expuesta y más resistente aun con distintas sensibilidades según la zona, y tienen componentes más o menos abrasivos.

Las mucosas del ano y el resto de intestino son muy sensibles; aplicar jabón puede destruir la flora bacteriana con mucha más rapidez, además de poder provocar infecciones e incluso microlesiones.

Deberemos asumir que el ano es ano y, como tal, por limpio que lo tengamos, puede tener un aroma particular. Si aun tras la limpieza te da cierto reparo, puedes usar condones extra fuertes.

Q3 ¿Es imprescindible usar duchas anales antes del sexo anal?

En absoluto. El uso de las duchas anales es una decisión personal, no eres peor persona o irresponsable si no las usas.

Puedes darte una ducha ordinaria y, si tú o tu pareja tenéis cierta aprensión, el uso de un condón evitará el contacto con posibles sorpresas. Asumir que el ano es lo que es, y sale lo que sale, también ayudará a normalizar que es posible que podáis mancharos; y eso no quiere decir nada.

Sigue una dieta rica en fibra e hidrátate con frecuencia para que los conductos estén más despejados. Así sólo tendrás que darte un lavado rápido con la ducha anal, siempre que sea tu elección, en lugar de necesitar varias cargas.

Consulta y compra por teléfono

Si lo deseas puedes utilizar nuestra atención telefónica para consultar a nuestro equipo o comprar de una forma rápida y sencilla.

912 87 15 72
Asistente de Be Lover
Expertos en juguetes eróticos

Horario de atención al cliente: Lunes a domingo de 11:00h a 21:00h