Mucho más que un sex shop o tienda erótica
Hay 12 Estimuladores de próstata

Estimuladores de próstata

Los estimuladores de próstata son juguetes sexuales diseñados para estimular el punto P.

Imagen de

Ventajas BeLover

Nadie sabrá nada

Su pedido se enviará en una caja blanca sin el logotipo de BeLover ni el remitente 🙂

100 días de derecho a devolución

Puede devolvernos los productos no utilizados sin cargo dentro de los 100 días

Envío gratis a partir de 60€

Los gastos de envío son 3,95€. A partir de un valor de 60€ el envío pasa a ser gratuito 😀

Rango seleccionado

Al seleccionar productos, damos gran importancia a la calidad y la funcionalidad.

¿Qué son?

Los estimuladores de próstata son juguetes sexuales diseñados para estimular el punto P.

Este Punto P está presente en las personas con pene, y se ubica en el ano, a pocos centímetros en el interior. Es, en realidad, la próstata. Su estimulación puede ser muy placentera y desencadenar potentes orgasmos.

Los estimuladores prostáticos centran su acción en este sensible punto, ya sea por su presión o por las vibraciones en caso de tenerlas.

Características

Los juguetes para la próstata tienen una ligera curvatura. Esta forma está diseñada para que sea más cómodo alcanzar el punto P y poder ejercer la presión deseada.

Algunos de los modelos incluyen una base alargada que, bien ubicada, estimulará el perineo; una zona también sensible y muy receptiva en el juego.

Es imprescindible que estos juguetes tengan un tope o base lo suficientemente ancha para evitar que el juguete sea succionado al interior. Puede ser alargado para estimular también el perineo como te decíamos antes, o un sencillo tirador o asa que sirva como sistema de seguridad, además de para poder extraer el juguete con facilidad.

Tipos

Podemos encontrar estimuladores de próstata de diferentes materiales, aunque lo más común es que sean de silicona; un material seguro para el cuerpo.

Entre los juguetes de este tipo, los hay que no tienen vibración y dependen únicamente de la acción que se ejerza sobre ellos (meter y sacar, oscilar, presionar…), y los que sí tienen vibración u otro tipo de acción mecánica.

También existen modelos de diferentes tamaños, adaptándose a distintos gustos o etapas de experimentación. Si es la primera vez que lo vas a usar, es recomendable empezar por uno más pequeño para ir acostumbrando al cuerpo.

¿Cómo funcionan?

La lubricación es fundamental. El ano no tiene su propia lubricación, por lo que requiere la aplicación de una pequeña cantidad para que todo fluya. Aplícalo en el ano y un poco en el interior, y también en el propio juguete, pero sin excederte o podría resbalarte el estimulador en las manos y hacer más difícil su manejo.

Con la lubricación a punto, toca introducirlo. Siempre ayuda haber jugado previamente en la zona. Esto facilita que los músculos se relajen y sean más receptivos a la penetración.

Los estimuladores prostáticos cuentan con una punta cónica o más estrecha para favorecer la penetración. Introdúcelo poco a poco, a tu ritmo, y para cuantas veces necesites a fin de que se acostumbre tu cuerpo al juguete.

Si el estimulador prostático tiene vibración, puedes activarla para ayudar en la relajación.

Una vez esté completamente introducido, y siempre que no sientas molestias, puedes comenzar a realizar movimientos con el juguete, o bien activar todos los modos y vibraciones que desees.

Cuando quieras extraerlo, hazlo también poco a poco. El cuerpo se ha adaptado al juguete, y hay que sacarlo con cuidado para que no te hagas daño.

Limpieza

Todos los juguetes eróticos necesitan ser limpiados antes y después de su uso. En los juguetes anales es muy más importante. Las bacterias naturales del ano pueden provocar infecciones fuera de él, así que es necesario que la limpieza sea lo más exhaustiva posible.

Haz un lavado previo con agua tibia y jabón neutro. Posteriormente puedes emplear un limpiador específico para juguetes eróticos, así el juguete estará mucho más higiénico y ayudará a eliminar el posible olor que haya podido quedar en el juguete.

Q1 ¿De dónde viene la estimulación prostática?

La estimulación de próstata no es algo nuevo. Se practica desde hace siglos para multitud de fines terapéuticos y, también, sexuales. Obviamente antiguamente no se contaba con los juguetes que hoy sí tenemos, por lo que se usaba el dedo u otros elementos.

Q2 Soy hetero, ¿puedo usar un estimulador de próstata?

Si tienes próstata, puedes hacerlo. Una práctica erótica no determina tu sexualidad ni tu orientación.

El punto P es una zona muy sensible capaz de proporcionar orgasmos muy intensos. Su estimulación no cambiará tu orientación sexual, como mucho te descubrirá una nueva forma de estimulación, y con suerte te dará los mejores orgasmos.

Q3 ¿Qué beneficios médicos tiene la estimulación prostática?

Estimular la próstata no es sólo placentero sexualmente, también tiene beneficios médicos, como favorecer el drenaje de la glándula, lo cual evitará posibles inflamaciones dolorosas en un futuro.

Q4 ¿Puedo penetrar mientras lo llevo puesto?

Por supuesto. Mientras el estimulador prostático está en su ubicación haciendo lo suyo, tu puedes penetrar, realizar cualquier otra práctica erótica, o incluso darte un paseo, hacer la compra o ir al cine; eso sí, igual llega un momento en el que necesites intimidad…Ya sabes.

Consulta y compra por teléfono

Si lo deseas puedes utilizar nuestra atención telefónica para consultar a nuestro equipo o comprar de una forma rápida y sencilla.

912 87 15 72
Asistente de Be Lover
Expertos en juguetes eróticos

Horario de atención al cliente: Lunes a domingo de 11:00h a 21:00h