Mucho más que un sex shop o tienda erótica

Karezza: el método del placer sin orgasmo

Prácticas eróticas

27/09/2022

Karezza: el método del placer sin orgasmo

¿Se puede llegar a tener placer sin alcanzar el orgasmo? En esto se basa la técnica sexual de la que hoy queremos hablarte: el método Karezza.

¿Qué es el método Karezza?

Cuando hablamos de método Karezza nos estamos refiriendo a la técnica erótica en la que importa más la sensualidad que cualquier otra cosa. La pareja se centra en estimularse mutuamente para prolongar el tiempo de placer, sin que eso signifique que deben alcanzar el orgasmo. De hecho, no suele buscarse.

El karezza viene a poner nombre a algo que los expertos en sexualidad nos están recomendando desde hace tiempo: que practiquemos sexo sin prisas, disfrutando de nuestra pareja, prolongando el tiempo de placer y sin la obligación o presión de querer, o tener que, alcanzar el orgasmo.

Karezza proviene del término italiano carezza, que se traduce como caricia. Y es que las caricias son una de las bases principales de esta técnica. Las caricias no se quedan solas, ya que cuando practiquemos karezza, debemos introducir besos, abrazos, masajes, miradas… os podemos asegurar que los lazos afectivos y emocionales que se generan entre la pareja son enormes.

No lo confundas con preliminares

Con todo lo que te hemos dicho, besos, caricias… quizás has pensado en los preliminares del sexo. Bueno, no debes confundir esos juegos previos con el método karezza, porque en este caso, se busca una relación sexual completa que va más allá de los juegos previos, aunque su ejecución parezca la misma. Es decir, no debes pensar que si te quedas en los “preliminares”, la relación sexual está incompleta. El método karezza dice precisamente lo contrario.

Desgenitalizar el sexo

Hablar del método karezza nos lleva a hablar de un debate interesante: ¿Debemos desgenitalizar el sexo? Es lo que busca el método karezza. Consiste en restar importancia a la relación sexual basada en los genitales y la penetración. Aquí, lo importante son las caricias, los besos…

Popularmente se tiende a pensar que la base del sexo es genital. Gran parte de culpa se debe a la creencia de que el sexo tiene un fin reproductivo.

Pero dejando de lazo nuestros genitales, descubriremos interesantes formas de conseguir placer sexual a través de nuestras manos, labios… y nuestros diferentes sentidos.

Cómo practicar el método Karezza

Lo bueno del método Karezza es que cada pareja puede adaptarlo a sus gustos y circunstancias. ¿Os gusta más las caricias que los besos? ¿Preferís un masaje? Podéis adaptarlo como queráis. Sea como fuere, hay algunas recomendaciones que te pueden ayudar a ponerlo en práctica.

  • No hay prisa, el método Karezza necesita tiempo y dedicación. Es importante que os sintáis cómodos y relajados. Incluso se recomienda empezar con técnicas de respiración que os ayuden a liberar tensiones.
  • No corras, la lentitud es importante, dedica el tiempo que merecen las caricias, los besos o los movimientos suaves. Todo ello os ayudará a controlar la excitación.
  • Deja volar tu imaginación: prueba cosas nuevas, busca con tus caricias nuevas zonas erógenas en el cuerpo de tu pareja, y pon en práctica con tus manos o tu boca esas posturas o situaciones que tu imaginación está dibujando en tu cabeza.
  • El contacto físico es primordial. El método karezza no se entiende si entre los miembros de la pareja no hay un contacto físico constante. No hace falta que os estéis acariciando todo el rato, podéis descansar, pero sí que es importante que, como poco, permanezcáis abrazados. Incluso podéis juntar vuestro oído con el pecho de vuestra pareja, para escuchar su respiración o corazón… cualquier excusa es buena si se trata de mantener ese contacto físico.
  • No hace falta hablar. No te agobies si no te salen las palabras. El método karezza no busca que os digáis nada. Vuestro cuerpo, vuestras caricias, miradas o sonidos, hablarán por vosotros.

Beneficios de esta práctica

El método karezza ofrece interesantes beneficios para las personas que lo practican, tanto hombres como mujeres.

Uno de ellos es que les permite disfrutar más de sus relaciones sexuales, al tiempo que enseña a controlar la excitación y la llegada al orgasmo. De este modo, es perfecto para mejorar la vida sexual de parejas que, quizás, han llegado a ese temido punto de rutina que no les hace disfrutar de sus relaciones.

El método karezza es además ideal para tratar algunos trastornos sexuales como pueden ser la adicción al sexo, la disfunción eréctil o el vaginismo.

Por ejemplo, las personas con dificultades para mantener de forma prolongada una erección, sentirán menos presión para mantenerla si saben que tiene otras formas de tener placer que no implican necesaria u obligatoriamente su pene.

Algo parecido ocurre a las personas con vaginismo, una contracción involuntaria de los músculos de la vagina que dificulta el coito y produce dolor. Las mujeres que lo sufren afrontan sus relaciones sexuales con miedo a ese dolor, por lo que si evitamos ese momento penetración, y el método karezza lo permite, tendrán relaciones sexuales sin miedo.

¿Te animas a poner en práctica el método Karezza?

Entradas recientes

Comentarios recientes