Mucho más que un sex shop o tienda erótica

¿Problemas de erección? Posibles causas de la disfunción eréctil

Pene

14/09/2021

¿Problemas de erección? Posibles causas de la disfunción eréctil

¿Qué es una disfunción eréctil?

Aunque no nos cuesta imaginarnos de qué se trata, concretemos qué se entiende por disfunción eréctil.

Ésta se define como la incapacidad reiterada o permanente para obtener una erección con la rigidez suficiente, y su mantenimiento el tiempo preciso para mantener una relación sexual satisfactoria.

Haciendo referencia únicamente a la cuestión eréctil, ya que no suele afectar, o lo hace en mucha menor medida, el deseo, o la capacidad de eyaculación u orgasmo.

Para entenderse como tal, ha de presentarse esta dificultad alargada en el tiempo; su tratamiento empieza por evaluar los posibles motivos con especialistas.

Tipos de disfunción eréctil

Existen diferentes motivos por los que la disfunción eréctil puede aparecer, y en ocasiones se superponen.

Primero, el motivo físico, ya sea por problemas vasculares, hormonales, neurológicos o locales. Un chequeo médico es necesario para poder identificar este motivo, y de un diagnóstico, habitualmente, más sencillo. La sinceridad en la consulta de medicina general o urología será clave para encontrar soluciones.

Segundo, las causas psicológicas. Más difuso puesto que puede deberse a infinidad de motivos, que habrá que ir desenredando en la consulta psicológica y/o sexológica. Existen ejercicios terapéuticos muy efectivos para ayudar en el tratamiento.

Tercero, una combinación. En ocasiones un problema de salud físico, de diversa índole, puede afectar a nuestra respuesta sexual. Lo más recomendable en este caso es un enfoque multidisciplinar, para poder abordar cada base de la disfunción de manera correcta y satisfactoria.

problemas erección

Posibles causas del gatillazo

La disfunción eréctil, o lo que conocemos vulgarmente como gatillazo, puede tener muchas causas.

Los nervios y el estrés, especialmente en primeros encuentros o cuando las expectativas son muy altas, son los principales causantes. Estrés por el trabajo, nervios por la primera vez con alguien, nervios porque otra persona te pille… Si bien estos, junto con el consumo de alcohol, drogas o determinados medicamentos son las causas popularizadas, existen más.

El cansancio, una enfermedad física o psíquica, falta de sueño, un pensamiento intrusivo, distracciones, el parón para el condón (en gran parte asociado con cierto golpe de responsabilidad),e incluso algo que ha hecho la otra persona que de pronto te saca de situación; todos estos pueden ser causas o desencadenantes para una disfunción eréctil.

Cómo prevenir la disfunción eréctil

La comunicación es una de mis herramientas preferidas, básicamente porque sirve para todo. Hablar las cosas hace que seamos más conscientes de un problema, pero también que seamos más capaces de encontrar una solución. Si algo te preocupa, no temas hablar con tu pareja o amante, expón tus pensamientos y descubrirás, lo más seguro, que no tenías tantos motivos para ellos.

Por supuesto, una dieta variada y una vida sana (ejercicio, descanso…) favorece en multitud de aspectos de la vida. En este caso no iba a ser menos. No hace falta que te apuntes a un triatlón, pero un mantenimiento básico te pondrá las cosas un poquito más fáciles.

Cómo potenciar la erección

Ante dificultades sexuales, como la disfunción eréctil, hay herramientas más físicas que pueden ayudar en el tratamiento o mejora de la situación.

He de decir, antes de hablarte de esas herramientas, que es recomendable que acudas al médico antes de hacer algo que pudiera empeorar la situación. ¿Por qué? Pues porque algunos de estos métodos pueden tener efectos negativos en determinados estados de salud (como problemas vasculares, por ejemplo).

La herramienta o producto más conocido es el anillo para el pene. Ya sea con o sin vibración, la tarea principal es ejercer una constricción en la base, provocando que la sangre permanezca retenida, alargando la erección o endureciéndola.

Seguimos con algo más elaborado, y serían las bombas de vacío y las hidrobombas, cuyo funcionamiento es muy similar. En este caso es un ejercicio que debe hacerse de manera previa al encuentro erótico; en resumen, ayudan a que la sangre sea bombeada al pene mediante el efecto vacío, y suelen servirse posteriormente de un anillo para prolongar los efectos.

Los cosméticos tópicos son también un recurso extendido. Una crema o gel que ha de aplicarse en el pene para favorecer la erección y/o su mantenimiento. En base, aumentan el riego sanguíneo.

Por último, y lo que menos recomendaría sin supervisión médica, pastillas y complementos alimenticios. Debes tener mucha confianza en su seguridad antes de consumir estos productos. Suelen usar ingredientes naturales, pero pueden llevar otros aditivos.

Ejercicios de Kegel

¿Quién dijo que los Kegel eran sólo para la vagina? Los ejercicios de Kegel son beneficiosos para todo el mundo, puesto que cualquiera tenemos un suelo pélvico que precisa de un mantenimiento básico para estar en buenas condiciones.

En esencia, tendrás que contraer los mismos músculos que usas para evitar hacerte pis encima. Si quieres conocer más, te recomiendo que te pases por el artículo Ejercicios Kegel y cómo mejorar el suelo pélvico; donde te lo explicamos más en profundidad.

Los beneficios son notables, no sólo tendrás un suelo pélvico más saludable, sino que se puede mejorar el flujo sanguíneo a la zona, las erecciones e incluso controlar la eyaculación.

problemas erección

¿Qué hacer si ocurre?

Quítale hierro al asunto. Somos humanos, no podemos ser siempre infalibles. Apóyate en la otra persona para afrontar la situación; si reacciona de manera negativa, ¡carretera! No dejes que nadie te haga sentir mal por ello, de hecho, tomárselo como algo terrible es lo que, con gran probabilidad, agrandará el problema.

Relájate y deja claro que el encuentro erótico no tiene porqué acabarse porque no hayas tenido esa erección ansiada; hay otras formas de pasarlo bien. Ni vergüenza ni culpa, la partida continúa.

Las caricias y los masajes eróticos son una buena manera de aportar calma al momento. Con ello desconectamos y favorecemos un pensamiento positivo y sin presiones. ¿Quién dice que, justo en ese momento, no se pone firme el mástil?

La masturbación o el sexo oral es otra manera de continuar el juego erótico. Olvida el fin de la erección/eyaculación/orgasmo. Aquí hemos venido a pasarlo bien, y no tiene que haber un plan determinado ni una meta fija para ello.

Recurrir al humor siempre es una opción. Además, la risa libera endorfinas que, bueno, pueden liberar algo más. No subestimes el poder de la risa.

Cuándo acudir al médico

¿Cuándo? Cuando suponga un problema para ti de manera directa. Por supuesto, un gatillazo puntual no representa una disfunción eréctil per se, por más que generalicemos y tomemos un término por el otro.

Acude al médico cuando, en repetidas ocasiones y/o situaciones diferentes hayas manifestado algún problema para conseguir una erección suficiente.

Acude cuando consideres que ha habido algún cambio en tu respuesta sexual que no puedas explicar.

Acude cuando sientas que un problema, por indeterminado que sea, te limita en tu sexualidad.

Acude cuando la medicación que tomes no te permita tener erecciones como antes, y lo percibas como un inconveniente.

No vayas si para ti, a título personal, no te supone ningún problema. No tener el pene como una roca no es una enfermedad en sí. No te dejes convencer por la presión de otra persona si a ti no te afecta la situación. Ve por ti. Únicamente. Busca los beneficios que un tratamiento adecuado pueda ofrecerte, no lo que otra persona pueda obtener; al fin y al cabo, ¿el pene es tuyo, no?

Entradas recientes

Comentarios recientes