Mucho más que un sex shop o tienda erótica

Por qué y cómo durar más tiempo en la cama

Pene

29/04/2022

Por qué y cómo durar más tiempo en la cama

¿Cuánto consideras que debe durar una relación sexual?

A veces, cuando algo nos gusta, llegamos a obsesionarnos por alargarlo y que dure lo máximo posible, un plan sin fisuras, ¿verdad?

Quizá no tanto como crees. Si nos centramos en el sexo y en el tiempo que debe durar el encuentro erótico, habrá quien piense que debe durar horas, quien diga que deben ser 10-20 minutos, o quien con mucho menos se conforma y está feliz.

Lo cierto es que no hay un tiempo establecido, sino que dependerá de diversos factores variables, según la apetencia, el estado físico, el tiempo disponible, la práctica, la pareja sexual e incluso la alineación planetaria. No somos máquinas, y por tanto carecemos de un programa fijo como la lavadora.

Habla con tu pareja

Esa obsesión con el durar más y más y más puede desencadenar problemas con la pareja. Si bien un encuentro erótico o relación sexual relámpago no es lo que nos suele gustar más, también tenemos que controlar esos maratones por compromiso.

Hablar con tu pareja y conocer sus gustos es muy útil para cualquier encuentro satisfactorio, pero también conocer si prefiere relaciones más o menos largas. De nada sirve estar aguantando como si te fuera la vida, cuando tu pareja lleva largo rato esperando a que aquello acabe mientras repasa la lista de tareas pendientes.

En algunas ocasiones, menos es más; y si nos pasamos de entusiastas podemos llegar a agotar a nuestra pareja, hacernos daño, generar hastío o crear un conflicto. El equilibrio es la clave, mucho puede cansar y poco puede quedarse corto.

¿Por qué se quiere siempre aguantar más?

Damos por sentado que cuanto más alarguemos la relación sexual, mayor será el placer obtenido. Y sí, podríamos verlo así, pero también tiene matices.

Todo dependerá si tu pareja y tú estáis conformes con la duración media de vuestros encuentros. Si con unos pocos minutos habéis descubierto el nirvana, ¿qué necesidad hay de alargarlo por cumplir?

No obstante, hay personas que no alcanzan unos mínimos adecuados a título personal, o desde el punto de vista de su pareja; es cuando llega lo de “dejar a medias” y buscar recursos para durar más.

También existe un factor social, donde se ha popularizado y normalizado, en parte por culpa del porno, un encuentro erótico que dure horas y recoja medio libro de ejercicios del Cirque Du Soleil como poco. Por no hablar del coitocentrismo y la problemática asociada; pero de esto hablaremos más adelante.

durar más erección

Consejos para aguantar más durante las relaciones

Has determinado que no duras lo suficiente, o tal vez lo hayas comentado también con tu pareja. Bien, veamos unos consejos que puedes aplicar para mejorar tu marca personal si así lo deseas.

Practica los ejercicios de kegel

Los ejercicios de Kegel están destinados a mejorar el estado del suelo pélvico y los músculos pubococcígeos (échale un ojo a los artículos Ejercicios Kegel y cómo mejorar el suelo pélvico y ¿Problemas de erección? Posibles causas de la disfunción eréctil para conocer más sobre los ejercicios de Kegel y sus aplicaciones).

El entrenamiento de estos músculos permite, entre otras cosas, un mayor control eyaculatorio. Esto será muy práctico de cara saber detectar el momento previo al punto de no retorno, y aprender a retardar la eyaculación durante el encuentro erótico.

Mastúrbate en solitario

Conocer tu propio cuerpo es una de las mejores formas de saber cómo reacciona a las diferentes estimulaciones. Masturbarte, probando formas, técnicas y elementos diferentes, te enseñará mucho sobre ti.

Aunque ahora sepas cómo alcanzar el orgasmo fácilmente en solitario, lo que te recomiendo es que trabajes aspectos diferentes. No se trata de ganar una competición, sino de aprender a disfrutar el viaje, antes de que en el encuentro con tu pareja o amante te acabes perdiendo con las prisas.

Los cosméticos y juguetes eróticos son herramientas muy útiles para experimentar diferentes maneras de obtener placer, e incluso podrán ayudarte a entrenar el tema de la duración si tienes paciencia.

Cambia la manera de pensar

La mayoría de personas con pene, y también gran parte de las personas con vulva, aprenden de adolescentes a masturbarse lo más rápido posible. Se busca la respuesta instantánea sin más intención que alcanzar el orgasmo, sin que nos pillen con la mano en los genitales.

Es algo con lo que cargamos en nuestra vida adulta, provocando un alto nivel de insatisfacción sexual cuando interactuamos con otras personas. Tómate tu tiempo y reedúcate para cambiar la rapidez por eficiencia.

Adiós coitocentrismo

Para qué negarlo, aún vivimos con el coitocentrismo grabado a fuego en los cromosomas. Esta obsesión con el coito produce una diferenciación artificial entre sexo de primera -penetración- y sexo de segunda -todo lo demás, aquello que mal llamamos preliminares-.

Una de las mejores formas de reeducar al cuerpo y trabajar por encuentros eróticos más duraderos, es saber disfrutar del cuerpo en toda su extensión. Nuestra anatomía es capaz de gozar de infinidad de maneras, ¿por qué reducirlo a la penetración?

Busca un poco de paciencia y descubre otros puntos erógenos. Esto no sólo te servirá para trabajar en una mayor duración en la cama, sino para descubrir tu propio cuerpo y que hay vida más allá del metesaca.

Los genitales no lo son todo

Disfrutamos con gusto, mucho gusto, de la interacción en los genitales. Pero la sexualidad no acaba ahí, y podemos prestar atención a otros espacios que pueden ser igualmente satisfactorios.

Una manera de empezar eso de evitar los genitales, es con un masaje erótico. Sí, vale, también puedes llegar a los genitales, pero lo bueno es recorrer antes todo el cuerpo y sólo acudir a la vulva o el pene cuando estemos en plena ebullición.

Con estos roces “lejanos” puede ocurrir que el nivel de excitación varíe durante el juego, lo cual también es bueno para evitar poner la directa hasta el éxtasis. Paciencia, subidas y bajadas, placer de diferentes formas.

durar más en el sexo

Eyacular no significa que se haya terminado la relación sexual

El porno nos ha vendido la moto de que en cuando el pene eyacula aparecen los títulos de crédito y se encienden las luces. Y eso no es así.

Durante un encuentro erótico puede o no haber eyaculación, pero en ningún momento debemos percibirlo como el fin, ni como un fracaso en caso de no correrse. Apoyándonos en lo anterior, disfruta del viaje. No siempre es necesario llegar a un destino prefijado para vivir a tope un road trip.

Además, eres mucho más hábil que eso. Puedes y sabes hacer más cosas que eyacular; así que demuéstraselo a tu amante. Caricias, besos, sexo oral, masturbación, incluso un baile privado si te atreves son formas maravillosas de crear recuerdos gratificantes de ese viaje.

Controla la eyaculación

El punto de no retorno es ese abismo donde la mínima brisa te hará caer en el éxtasis del orgasmo.

Para controlar la eyaculación es imprescindible aprender a detectar ese punto, cómo se manifiesta y qué técnicas nos permiten alejarnos lo suficiente para mantener el placer sin explotar por él.

Cambios posturales, de estimulación, de intensidad o incluso parar unos segundos puede ser de ayuda para obtener ese control.

Parar y empezar (stop/start)

Esta técnica es muy común en el tratamiento de la eyaculación precoz. De lo que se trata es de aprender a reconocer el punto de no retorno y ser capaz de retrasarlo.

Imagina que estás en una carrera, quieres empatar con tu contrincante pero eres más veloz. Lo que harías (en este extraño supuesto) sería ponerte a correr, y cuando notarás que os separa demasiada distancia pararías y esperarías un poco antes de volver a correr. Pues algo así es esta técnica.

Durante la estimulación sexual, se frena (parada) cuando se está próximo al punto de no retorno, y se vuelve a la marcha (arranque) cuando la sensación ha pasado y la eyaculación ya no es inminente.

Concéntrate en ti y tu placer

Cuando estamos aprendiendo es necesario que nos concentremos mucho más en lo que hacemos. Lo más seguro es que más adelante puedas abstraerte un poco, pero mientras controlas la eyaculación y alcanzas ese reto de durar más en la cama, lo mejor es que te concentres.

Ojo, concéntrate pero sin que parezca que estás opositando a una cátedra de física. Hazte consciente de las reacciones de tu cuerpo, cuándo te pide un cambio postural, variar el ritmo o incluso frenar. Puede resultar complicado al principio, en especial si también quieres prestar atención a tu pareja -como sería lógico-, pero todo es cuestión de práctica.

Utiliza tu imaginación

Las nuevas experiencias pueden ser también aliadas en el control eyaculatorio. Al sorprender a nuestro propio cuerpo, podremos aprovechar ese desconcierto para alargar el encuentro erótico.

También puede pasar que eso nuevo sea como la llave secreta y te haga saltar en dos minutos, pero seamos realistas, es lo menos probable. Y en caso de ser así, tampoco estás perdiendo nada, sólo descubriéndote. Dale al coco y deja que la experimentación te lleve a nuevos lugares.

Usa productos retardantes

Existen productos cosméticos y de juguetería erótica que pueden ayudar a retrasar la eyaculación y durar más. A continuación te sugiero un par de ideas, pero si tienes alguna duda, contáctanos y te orientaremos.

Anillos para el pene

Los anillos para el pene forman parte de la juguetería erótica y tienen diversos fines. Según cómo sea el anillo, puede servir también para estimular a tu pareja durante la penetración.

No obstante, la principal función de los anillos para el pene es la de prolongar la erección y ayudar a retrasar la eyaculación. Se colocan, con el pene erecto, en la base del mismo.

Esta constricción genera que la sangre quede retenida en el pene, fomentando una erección más firme y evitando a cierto nivel una pronta eyaculación derivada de la presión; lo que se traduce en durar más.

No son elementos mágicos, pero sí ayudan al control. Suelen tener una talla única, pero que se adapta a la inmensa mayoría de tamaños. ¿Los mejores? De silicona.

Cremas

También encontramos cosméticos centrados en reducir ligeramente la sensibilidad para ayudar a retardar la eyaculación. Estos productos se presentan en cremas habitualmente, pero también los hay en spray.

Deben aplicarse antes del encuentro erótico, puesto que tardan unos minutos en hacer efecto.

durar más en la cama

Posturas sexuales que te ayudan a durar más

Si bien no hay posturas milagrosas, sí existen algunas que te serán de utilidad para controlar el impulso eyaculatorio.

Lo mejor es que pruebes éstas y otras, para descubrir cuál o cuáles te vienen mejor a ti.

La cucharita

Tu pareja y tu en la cama de costado, quien penetra se pondrá detrás, y podrá gestionar la penetración y el ritmo de ésta, además facilita poder parar cuando sea preciso.

Con las manos libres da margen a estimular otros rincones o incluso hacer uso de algún juguete erótico.

El misionero

Un clásico que no por ello es menos placentero. La persona que penetra se pondrá arriba, y podrá controlar, como en la anterior, el nivel de penetración y su intensidad.

Una postura en la que el contacto visual es factible, y en la que pueden interpretarse mejor las señales de la otra persona.

La amazona en la silla

Una bonita forma de abrazo, que requiere un poquito de equilibrio. La persona que penetra se sienta en una silla o en el borde de la cama, y la otra persona sobre su cuerpo, quedando cara a cara.

Se puede controlar la intensidad de la penetración sin problemas, e incluso es más proclive a un sexo pausado, ideal para ser consciente de cada proceso y sensación recibida a fin de identificar ese punto de no retorno.

Postura de la H

Nuevamente controla el nivel de intensidad de la persona que penetra, que se situará detrás. De pie, y preferiblemente apoyándose contra una pared, encimera, muro o superficie estable que tengáis a mano, es fácil de llevar a cabo en casi cualquier lugar.

La penetración, como en las anteriores, no es excesivamente profunda. Si bien podemos darle mucha caña, la idea de esta postura, y las demás, es tomárselo con calma, al menos hasta que se controle la eyaculación para durar más.

Entradas recientes

Comentarios recientes