Mucho más que un sex shop o tienda erótica

La mejor guía sobre el orgasmo femenino en pareja

Consejos

28/10/2022

La mejor guía sobre el orgasmo femenino en pareja

Tanto para ellas, como para ellos, te presentamos la guía más completa para alcanzar el orgasmo femenino en pareja. A ambos sexos os va a ayudar a conocer qué hace falta para que la mujer llegue al clímax.

Cuáles son los tips a conocer para conseguir el orgasmo femenino en pareja

¿Has tenido alguna vez un orgasmo? Esperamos que sí, pero lo cierto es que hay gente que no ha tenido nunca uno, y otras que lo logran en muy pocas ocasiones. ¿Por qué ocurre eso? Vamos a ayudarte a que lo consigas.

Deja la mente en blanco

Lo primero que debemos decirte es que tienes que relajarte y estar tranquila. A veces obsesionarnos con querer alcanzar el orgasmo es contraproducente y consigue lo contrario: que nos presionemos tanto que no demos pie con bola.

Para lograr llegar al orgasmo debe haber una buena conexión mente y cuerpo, una buena conexión con la pareja y estar lo más relajada posible.

Tienes que conocerte a ti misma

En muchas ocasiones, el motivo por el que no llegamos al orgasmo está en nosotros mismos. Por ello, es muy importante conocernos perfectamente, saber qué nos gusta y cómo, para disfrutar del sexo al 100% y llegar al orgasmo más fácilmente.

La comunicación con tu pareja es fundamental

En pareja es muy importante la comunicación. Si tu pareja no sabe lo que te gusta, difícilmente podrá ayudarte. Es cierto que él, o ella, aprenderá a conocerte poco a poco, pero no está de más que, con sinceridad y sin tabúes, le cuentes qué esperas del sexo.

Crea un buen ambiente

Tu cuerpo y cómo lo uséis importa a la hora de tener relaciones sexuales. Pero también es muy importante el entorno y contexto donde os propongáis llegar al orgasmo.

Una música sensual, luz ligera, velas, olores agradables, colores, lencería… todo influye en tus relaciones sexuales, y por ello debes cuidar tu entorno para crear un ambiente que ayude a alcanzar el orgasmo.

preliminares

Juegos eróticos

Si nunca has practicado juegos eróticos, te estás perdiendo una manera maravillosa de comenzar la estimulación de un modo divertido, y que os ayudará a ir subiendo la temperatura de vuestras relaciones sexuales. Pueden ser juegos de mesa, cartas o, simplemente, juegos entre vosotros donde la fantasía vuele…

La estimulación del clítoris no puede faltar

Hay personas que sólo alcanzan el orgasmo cuando se les estimula el clítoris. Por ello, y para este tipo de personas, vamos a tener que esforzarnos en estimular esta zona erógena como un maestro.

Sea o no tu caso, el clítoris debe ser estimulado siempre, porque va a permitir disfrutar muchísimo más, incluso aunque creas que no necesitas estimularlo para alcanzar el clímax.

Penetración y lubricación

Hay personas que alcanzan el orgasmo a través de la penetración. Pero no basta sólo con penetrar la vagina, hay que saber bien cuál es la postura que mejor favorece alcanzar el orgasmo.

Y para la penetración, es importante tener una buena lubricación. A veces el estrés provoca que no se lubrique lo suficiente. Por ello, te recomendamos siempre que tengas a mano un buen lubricante.

Cómo llegar al orgasmo

Ya vamos teniendo un poco más claro el mundo que envuelve a un orgasmos. Pero ahora llega un momento clave… ¿Cómo podemos llegar a él?

Uno de los trucos es dejar con la miel en los labios, parar la estimulación, los besos, las caricias o incluso la penetración cuando sintáis y notéis que el orgasmo esté cerca. Y tras la parada… ¡Volver a empezar! El resultado final será mucho mejor.

Otra de las formas en las que podéis llegar a un orgasmo completo es estimular en una misma relación sexual tres puntos clave: la vagina, el clítoris y el punto G. Para ello, podrás ayudarte de tus dedos, el pene, juguetes, lengua… ¡Todo entra en juego!

Cuáles son los beneficios del orgasmo femenino

Quizás lo primero que se te ha venido a la mente es el enorme placer que te produce un orgasmo. Y, en efecto, ese es uno de sus beneficios. Pero hay más, mucho más.

Para empezar, tener relaciones sexuales y alcanzar el orgasmo es un excelente ejercicio para mantener el suelo pélvico en forma. De hecho, el orgasmo es siempre aconsejado para evitar la atrofia vaginal o vaginitis, frecuente en la menopausia o tras una histerectomía.

Y hay más. El orgasmo levanta el ánimo, te ayuda a descansar, rejuvenece la piel y hasta se ha demostrado ser un analgésico natural.

Curiosidades que no conocías sobre el orgasmo femenino

Hay algunos aspectos curiosos sobre el orgasmo femenino que quizás no te han contado. Por ejemplo… ¿Sabías que es posible alcanzar el orgasmo sin estimulación? Sí, y muchos se alcanzan, por ejemplo, cuando estamos soñando.

El orgasmo femenino dura más que el masculino, en concreto entre uno y cinco segundo más. Otro dato curioso: la experiencia es un grado, y los orgasmos mejoran con la edad.

¿Sabes cuántos tipos de orgasmos femeninos hay?

Hay varios tipos de orgasmos femeninos o, siendo más correctos, maneras de alcanzarlos a través de diferentes tipos de estimulación.

Pechos y pezones

El alcanzado cuando nos estimulan los pechos y los pezones, ya sea con el tacto, con la lengua…

Orgasmo oral

La lengua y la boca pueden ser un excelente instrumento para estimular muchas zonas del cuerpo y ayudarnos a alcanzar el orgasmo.

Orgasmo anal

El orgasmo anal es el que alcanzamos cuando nos estimulan el ano. Para este tipo de relaciones sexuales, es muy necesario una buena dosis de lubricación.

Orgasmo cervical

Uno de los más desconocidos, pero más placenteros. Se trata de estimular el cérvix o cuello uterino, una zona situada justo al final de la vagina y que es una estupenda zona erógena.

Orgasmo mental

Es el orgasmo que surge fruto de nuestra propia imaginación y de nuestros pensamientos más calientes…

Punto A – punto G – punto U

El punto A se encuentra al fondo de la vagina, cerca del ombligo. Por ello, para alcanzar el orgasmo estimulando el punto A, se necesitará una penetración profunda.

Por su parte, el punto G se encuentra debajo del hueso público, a unos 4 centímetros de la entrada de la vagina. Es más sencillo alcanzar este tipo de orgasmo si estamos boca abajo y nos realizan penetración con movimientos circulares.

Por último, el punto U se encuentra entre el clítoris y la entrada de la vagina, donde se encuentran las glándulas uretrales.

Multiorgasmos

Es la capacidad de tener varios orgasmos seguidos en una misma relación sexual, sin necesidad de una recuperación prolongada.

mujer

Mitos sobre el orgasmo femenino

Pues sí, al orgasmos también le rodean mitos y leyendas. Uno de los más extendidos es el de la existencia de orgasmo vaginales y clitorianos. Y no es cierto. De ellos, el único orgasmo posible es siempre el clitoriano. El clítoris se extiende en el interior mucho más de lo que vemos de manera externa, llegando a rodear la vagina; es por ello que, aunque creamos que un orgasmo es vaginal, se debe a la estimulación indirecta del clítoris.

Tampoco es cierto que al orgasmo sólo se llegue con la penetración. Hay muchas personas que no necesitan ser penetradas para alcanzarlo, y les basta con una buena estimulación de cualquier zona erógena del cuerpo.

¿Has escuchado eso de que la masturbación reduce los orgasmos? De nuevo, es falso. Es más, es justo lo contrario. Masturbarse ayuda a conocer mejor nuestro cuerpo, y a saber qué nos gusta y nos provoca más placer.

¿Importa el tamaño del pene? Los mitos dicen que sí, pero lo cierto es que importa más bien poco. Sólo el primer tercio de la vagina y el final tienen sensibilidad, por lo que el tamaño del pene no importa demasiado.

Otro mito muy extendido es el referido a la sequía que sufrimos durante el embarazo. No es necesario que paralices tu actividad sexual mientras esperas un bebé. Más bien al contrario, los orgasmos durante el embarazo son beneficiosos para madre y bebé, porque genera serotonina; y el “ejercicio” ayuda a trabajar el suelo pélvico.

Por último, que nadie te diga que cuando alcances la menopausia dejarás de tener orgasmos. El deseo no desaparece nunca… tan sólo disminuye la capacidad de lubricación, algo que tiene solución con multitud de lubricantes del mercado.

Fingir orgasmos: causas y consecuencias

Pues sí, fingir un orgasmo es algo que ocurre y con mucha frecuencia. ¿Por qué? Entre las razones para fingir un orgasmo suele aparecer siempre el miedo a hacer sufrir a nuestra pareja, y que sienta que no es suficiente para nosotras.

Tener relaciones sexuales poco dinámicas y aburridas es otra de las causas frecuentes, por lo que es importante introducir novedades, juegos… Otra veces, simplemente, es porque a uno de los miembros de la pareja no le apetece nada tener relaciones sexuales en ese momento, en cuyo caso siempre es mejor decir “no” que ceder y fingir para quitarse “el muerto de encima”.

Algunos estudios aseguran que, si fingimos un orgasmo, más fácilmente lo podremos alcanzar porque nos dará morbo fingirlo. Fingir un orgasmo tiene consecuencias nada deseadas, como ansiedad, baja autoestima o anorgasmia, algo que produce que, a la larga, fingir orgasmos genere una menor probabilidad de llegar a disfrutarlos realmente.

Esperamos que esta guía te ayude a mejorar y potenciar tus orgasmos en pareja.

Entradas recientes

Comentarios recientes