Mucho más que un sex shop o tienda erótica

Fingering ¿qué es y cómo hacerlo?

Prácticas eróticas

05/05/2022

Fingering ¿qué es y cómo hacerlo?

Ya sabéis que en Belover nos encanta que conozcáis todas las prácticas sexuales posibles con el fin de revolucionar tu vida sexual. Por ello hoy queremos acercaros al sensual arte del fingering.

¿Qué es el fingering?

Con este nombre tan inglés, fingering, se conoce a la práctica sexual por la que estimulas tus genitales usando tus dedos. En efecto, el nombre tiene sentido, ya que finger es dedos en inglés, y ellos van a ser grandes protagonistas de esta práctica.

Pero ojo, porque con fingering no nos referimos únicamente a introducir tus dedos, que seguro es lo que se te ha venido a la cabeza, ya que tus dedos van a poder estimular el pene, los testículos…

La importancia de los dedos

Los dedos pueden ser una gran herramienta de placer si sabes usarlos, cuando hablamos de fingering. Con ellos van a poder estimular diferentes zonas erógenas y genitales con suaves caricias o masajes en vulva, pene, testículos o la zona anal.

Por supuesto también puedes usarlos de una forma más “salvaje” que una caricia, introduciéndolos en la zona anal, vaginal… de modo que si hasta ahora no has usado mucho tus dedos, prepárate para empezar a aprovechar todo su potencial.

Cómo hacer fingering correctamente

Lo sabemos. Tras leer nuestra introducción, estás deseando ponerte a practicar fingering. Pues ponte cómodo (preferiblemente tumbado) y sigue leyendo porque te vamos a contar cómo hacer fingering correctamente:

Solo o en pareja

Antes de nada debemos dejar claro que esta práctica sexual sirve tanto para practicar en pareja como en soledad. Teniendo en cuenta que todos tenemos manos, dedos y zonas erógenas, nadie nos impide estimularnos a nosotros mismos. Nuestros dedos, por norma general, llegarán perfectamente a muchas de esas zonas en las que el fingering entra en acción.

Y por supuesto, el fingering lo puedes practicar en pareja. Es más, si la tienes, debes, porque la excitación compartida es mucho más placentera. Además, si lo combinas con juguetes sexuales tendrás toda una experiencia de placer.

De menos a mas

El fingering es como una buena película: va de menos a más para sorprenderte en el clímax final. Aunque cada persona es un mundo y necesita un ritmo, intensidad o presión distinta para llegar al orgamo.

Pero algo que es común en todo el mundo a la hora de practicar fingering es que vamos a lograr mucho más placer si comenzamos lentamente y vamos elevando nuestro movimientos, al tiempo que la estimulación y la excitación crecen. Puede que después queráis pasar a juguetes anales o a las bolas chinas.

Un truco: si mientras haces esto tu respiración y lubricación, o la de tu pareja, va a más, es que lo estás haciendo bien.

Las manos son esenciales en el fingering.

La clave está en los movimientos

El secreto del éxito a la hora de practicar el fingering es saber controlar los movimientos que vas a utilizar.

Por ejemplo, en las personas con vulva, lo mejor que puedes hacer es hacer movimientos de arriba abajo frotando lentamente. No vayas directamente al clítoris, comienza estimulando las zonas cercanas y llega a él poco a poco… Así te lo recomendamos en nuestro post sobre cómo dar placer a una mujer.

Este consejo de dar un rodeo sirve para cualquier zona erógeno: los testículos, el pene… no te centres en la zona principal que ya sabes que esconde la caja del placer: haz un rodeo…

No olvides el resto del cuerpo

La mayoría de las veces en una relación sexual, tendemos a centrarnos en las zonas erógenas del cuerpo. Y eso tienes que desterrarlo de tu mente, especialmente si hablamos de fingering.

¿Sabías que la piel tiene infinidad de terminaciones nerviosas? Esto hace que sea el órgano sexual más grande del cuerpo humano, por lo que no olvides estimularlo con tus dedos.

Consejos para practicarlo

Ahora que ya te hemos introducido, nunca mejor dicho, en la práctica del fingering, seguro que estás deseando ponerlo en práctica. Antes de ponerte dedos a la obra, ten en cuenta estos consejos.

La importancia de la higiene

Esto no es exclusivo del fingering, pero no por ello queremos dejar de recordarte la importancia de una correcta higiene. Y en este caso es quizás un poco más importante, ya que tus manos, y tus dedos, van a ser la principal herramienta sexual, y a lo largo del día están en contacto con todo tipo de objetos del día a día, por lo que pueden ser un nido de gérmenes y bacterias. ¡Lava bien tus manos antes de entrar en acción!

También es importante asearnos bien nuestras zonas íntimas para garantizar la seguridad de las relaciones. En nuestra sección de salud e higiene encontrarás todo lo que tu cuerpo necesita en este sentido: limpiadores de juguetes, copas menstruales, ducha anal, etc.

Usa lubricante

Ya sabes que el lubricante suele ser siempre un gran aliado en toda práctica sexual. No dudes en usarlo y añadirlo a la lubricación natural, ayudará a que todo vaya más fluido y a tener mejores sensaciones.

Trata con delicadeza la zona

No debes olvidar nunca que muchas zonas erógenas son sensibles y delicadas. Por lo tanto, a la hora de practicar el fingering, ten esto en cuenta y trata la zona con delicadeza. Un plus de experto es que tengas tus manos siempre bien hidratadas. Te ayudará a ser más suave e higiénico.

Cuidado con tus uñas

Lamentamos decirte que unas uñas demasiado largas, mal limadas o con elementos punzantes de manicura, no son un buen aliado en el fingering. Piensa que podrían provocar pequeños arañazos en la zona a estimular. Por ello, te recomendamos tener unas uñas suaves y lisas antes del lío.

Seguro que a partir de ahora vas a mirar a tus dedos con otros ojos. Bienvenidos al mundo del fingering.

Entradas recientes

Comentarios recientes