Mucho más que un sex shop o tienda erótica

Dirty Talk, El arte de hablar sucio en la cama

Prácticas eróticas

21/09/2021

Dirty Talk, El arte de hablar sucio en la cama

¿A qué te suena el Dirty Talk? Pues quizás, con este nombre, a poco. Pero después de leer este artículo seguramente llegues a la conclusión de que, aunque no sabías de su nombre, lo has practicado muchas veces.

Qué es el dirty talk

Si traducimos directamente del inglés, podríamos resumir que el dirty talk es hablar sucio. Y contextualizado en las relaciones sexuales, es el arte de usar un lenguaje muy descriptivo, imaginativo y muy sensual para lograr aumentar el placer y la excitación.

Y ojo, porque cuando hablamos de hablar sucio, no se trata únicamente de ser brutos cuando expresamos ciertos deseos sexuales, que también, sino que podemos incluir en esta práctica los susurros, gemidos… cualquier cosa que nos ayude a estimularnos.

Con esta primera descripción… ¿Ya te vas sintiendo identificado? Si no es así, no te preocupes. Algunas parejas sienten cierto pudor a introducir este tipo de vocabulario en sus relaciones, especialmente al principio de las mismas.

Por ello, queremos introducirte en este noble, y excitante, arte.

Beneficios del dirty talk

Como cada persona es un mundo, y cada relación otra, es importante que toda pareja hable de sus deseos e intenciones antes de introducirse en la práctica del dirty talk, para conseguir que ambas partes estén perfectamente cómodas con ello. Dicho esto, tenemos que aseguraros que esta práctica sexual os reportará muchos beneficios en la cama.

El Dirty Talk es ideal para salir de la monotonía en la pareja, así como mejorar su comunicación y complicidad. Porque aprenderéis a conoceros mejor y saber qué os gusta y cómo os gusta. Todo ello hará que aumente la excitación, el deseo y, por tanto, la calidad de la relación sexual.

susurrar

Tipos de dirty talk

Podemos definir dos tipos principales de Dirty Talk en función de cuánto de suaves o bruscos queramos ser.

Soft dirty talk

Si os manejáis con el inglés, habréis deducido que soft significa suave y esa es la principal característica de este tipo de “charla sucia”. Aquí, las palabras que usamos son más suaves, dulces… por lo que es una buena forma de introducirnos en esta práctica por primera vez.

Hard dirty talk

El hard Dirty Talk es un pasito más evolucionado del anterior. Aquí el lenguaje es algo más fuerte y, algunas personas, podrían llegar a considerarlas malsonantes y sentirse incómodas. A otras, claro, les encanta y cuanto más hard, mejor.

Las mejores frases dirty talk ¿Qué puedes decir?

A decir verdad, lo mejor es que te dejes llevar por tu imaginación a la hora de pronunciar alguna frase. Pero por si necesitas inspiración…

  • “Quiero desnudarte por completo”
  • “Tienes la boca más sensual que he besado nunca”
  • “¿Te gusta?”
  • “Quiero hacerte el amor como si no hubiera un mañana”

Consejos para disfrutar del dirty talk

A la hora de practicar Dirty Talk no sólo importa lo que dices, también cómo lo dices, cuándo, dónde… el contexto es importante, el tono en el que lo dices…

Sácale provecho a tu voz

Tu voz es el principal vehículo de las palabras. Juego con ella. Y toma en cuenta un consejo… Si lo haces bajito, al oído, vas a poner a cien a tu pareja. Si, además, lo haces manteniendo la mirada… os vais a volver locos de placer.

Calentando motores

Como todo en el sexo, ir poco a poco siempre es importante. Y en este caso, hacerlo os ayudará a ir entrando en material con suavidad, coger soltura, acostumbraros al sonido de una voz que dice cosas sucias. Para empezar, es mejor ser sensual, más que sucio, usar halagos, piropos, besos, susurros…

Comienza el juego

Has empezado sensual, con halagos… y sientes que tu pareja está preparada para más. Pues dale más. Aumenta el tono de las palabras, haciendo que poco a poco la sensualidad de paso al sexo… Todo, siempre, sin perder el equilibrio que no os haga perder la comodidad del momento íntimo.

Mira quien habla

Da pistas a tu pareja de lo que quieres escuchar. Si no lo haces, podrías hacer que diga algo incómodo que rompa el clímax por completo.

Dirty talk también conoce los límites

No todo vale en el Dirty Talk, o, al menos, no todo lo que no os resulte cómodo. Por ello, es importante hablar y establecer, desde el principio, los límites. Qué palabras os gustan, cuáles no… cuáles no queréis escuchar nunca. Por ejemplo, quizás que te llamen “zorra” no sólo no te excita sino que te sienta mal. Dirty Talk no significa falta el respeto a tu pareja. Tenedlo en cuenta a la hora de establecer los límites y seguro que todo va bien.

Ahora que sabes algo más del Dirty Talk, cuéntanos… ¿Lo habías practicado antes sin saberlo? Y, si no es así, ¿Te animas a hacerlo ahora que te hemos enseñado cómo comenzar?

Entradas recientes

Comentarios recientes