Mucho más que un sex shop o tienda erótica

Masaje erótico en los pechos, otra forma de estimulación

Consejos

10/05/2022

Masaje erótico en los pechos, otra forma de estimulación

¿Alguna vez has hecho o te han hecho un masaje erótico en los pechos? No podemos negar que los pechos son una parte muy importante de la sexualidad humana. Los pechos gustan. Da igual como sean, grandes, pequeños, firmes o no, musculados o blanditos… Los pechos, gustan y son una de las zonas erógenas femeninas que debemos tener muy en cuenta en nuestra relaciones sexuales.

¿Te has planteado alguna vez hacer un masaje sensual en los pechos? Sigue leyendo porque te damos las claves para hacerlo de la mejor posible y descubrir lo excitante y placentero que puede llegar a ser.

Qué debes saber antes de empezar

Lo primero que queremos dejar claro es que este tipo de masajes no son exclusivos de las mujeres. Los hombres también tienen pechos, también tiene pezones y, como tal, pueden ser masajeados y estimulados. El placer es igual para ellos.

También nos gustaría darte un consejo inicial para que realices un buen masaje: la mejor postura es colocarte detrás de la persona de cuyos pechos vas a masajear.

Una zona erógena muy placentera

Los pechos son una de las zonas erógenas más placenteras gracias a las muchas terminaciones nerviosas que tienen. Por ello, son muy sensibles al tacto. Cuando masajeamos las glándulas mamarias, aumenta irremediablemente el placer sexual ya que se consigue estimular la corteza sensorial.

¿Sabías que al estimular los pechos se activan las mismas zonas del cerebro que se activan al estimular los genitales? Pues sí, ocurre, y, como con la zona genital, la hormona del bienestar, oxitocina, se libera.

Estimula los pezones para llegar al orgasmo

Ya te hemos explicado más arriba que los pechos incluyen infinidad de terminaciones nerviosas que, al ser estimuladas, liberan oxitocina y producen placer. Por lo tanto, si nos dedicamos en cuerpo y alma a estimular los pezones, podremos llegar a un orgasmo igual o más intenso que el que se logra al estimular los genitales.

Y ojo… porque ya sabes tú, mujer que nos lees, que durante “esos días”, tus hormonas están a flor de piel, y la sensibilidad de la zona aumenta. Por lo tanto, si te realizan un buen masaje de pechos y una buena estimulación de los pezones durante tu menstruación, el orgasmo va a ser aún más fuerte.

Consejos para un masaje de pechos estimulante

A la hora de dar un masaje eróticos en los pechos, es muy importante prestar atención a la comunicación verbal, y la no verbal. La verbal porque nada como preguntar si vas bien, si haces daño, si a tu pareja le gusta… para saber que todo va por el camino correcto.

Y la no verbal porque, a veces, no hace falta hablar para entender lo que está pasando: un gesto, un gemido, una mueca de dolor… hay muchos elementos no verbales que tu pareja puede tener y que te pueden ayudar a lograr la satisfacción que buscas dar a tu pareja.

Hazlo con suavidad

Es importante que el masaje lo des con suavidad. Recuerda que es una zona muy sensible. Apretar duele, no es placentero. Aquí se trata de dar caricias suaves que estimulen las terminaciones nerviosas.

Incluso se recomienda usar aceitas para masajes o lubricantes de agua, porque favorecerán que tus manos se deslicen con suavidad por la piel de los senos. De hecho, el masaje comenzará en el mismo momento que comiences a extender ese aceite o lubricante.

En un momento dado, cuando la excitación sea elevada, podrás recurrir a un movimiento más avanzado de exprimir los pechos, pero siempre con suavidad… no se trata de exprimir una naranja…

Utiliza la lengua

No corras, ve poco a poco. No vayas al grano directamente porque eso hará que se pierda la gracia y el morbo de la situación. Comienza por las zonas que rodean el pecho hasta llegar a él propiamente dicho. Y en ese punto, no dudes en utilizar la lengua, puesto que, además de tus manos, son el mejor aliado para hacer explotar las terminaciones nerviosas del pecho y los pezones.

Recorre los pechos con tu lengua de forma suave y sensual, humedeciendólos mientras que tu pareja, seguramente, se retuerce de placer.

Los besos también son importantes

Y oye, que en una relación sexual no todo ocurre en torno a la zona erógena que estamos estimulando, en este caso los pechos. No te olvides de tu boca, de tus labios y de tus besos. Por supuesto, besar los pechos de tu pareja es muy aconsejable, es un símbolo de amor, de sensualidad y, desde luego, gusta mucho.

Pero con este consejo queremos ir un poco más allá, y sugerirte que no dudes en besar a tu pareja, boca a boca, mientras tocas suavemente los pechos. ¡Es la combinación perfecta!

Y hablando de boca… Prueba a soplar los pechos de tu pareja. Va a flipar.

Movimientos circulares

Nada impide que puedas hacer un montón de combinaciones de movimientos con tus manos sobre los pechos de tu pareja. Puedes hacerlo de arriba abajo, de izquierda a derecha, empezando por un extremo y acabar en el otro… Pero, si estás empezando en esto de masajear los senos, permítenos aconsejarte que comiences con movimientos circulares.

Mueve los dedos índice y medio en forma de espiral, rodeando los senos y terminando en el borde de los pezones. Cuando llegues al final del movimiento, haz lo mismo pero al revés… y así una y otra vez.

¿Qué te parecen estos consejos? ¿Te han dado ganas de ir a masajear ahora mismo los pechos de tu pareja? Seguro que sí de modo que no vamos a robarte más tiempo. Prepara tus manos, despierta tu lado más sensual.. ¡Y a disfrutar!

Entradas recientes

Comentarios recientes