Mucho más que un sex shop o tienda erótica

¿Se puede agrandar el pene?

Pene

14/10/2022

¿Se puede agrandar el pene?

Hay ocasiones en las que ni la naturaleza ni la genética son generosas y, cuando del órgano sexual masculino hablamos, puede convertirse en una auténtica obsesión, en origen de infinidad de complejos y en una pérdida de autoestima. Inevitablemente, surge la gran pregunta: ¿se puede o no se puede agrandar el pene? Vamos a alargar un poco el misterio porque antes de entrar en materia hay que tener en cuenta algunas cuestiones importantes.

La importancia del tamaño

El pene es un órgano que suscita envidias, que está rodeado de todo tipo de mitos, que genera bulos a veces increíbles y que también encierra alguna que otra curiosidad. ¿Importa el tamaño? Como en todo, depende.

De poco sirve presumir de un miembro capaz de provocar suspiros de admiración si en cuestión de artes amatorias la pericia brilla por su ausencia. Y, en cambio, unos preliminares bien ejecutados pueden hacer que la pareja acabe tan satisfecha que el tamaño del pene pase a ser una cuestión secundaria.

En resumen: la satisfacción sexual no siempre está directamente relacionada con el tamaño, ni un pene grande es el secreto de la felicidad. Puede ser importante, no es cuestión de negarlo, pero en el sexo entran en juego muchas otras cuestiones y saber explotarlas es importante.

Cuál es el tamaño considerado normal

Los 20 centímetros son un mito. Afortunado aquel que los alcance y también su pareja de juegos, pero diversos estudios señalan que el tamaño medio del pene erecto es bastante más modesto: entre 12 y 18 centímetros, con una media de 13 centímetros desde la base y algo más de 11 de circunferencia. ¿Sorprendido?

Qué es el alargamiento del pene

Realmente, son muy pocos los hombres cuyo pene estaría fuera de estos rangos. ¿Es posible agrandarlo? En cierto modo sí, pero no de la forma que muchos creen. El miembro viril no crece, salvo que se pase por quirófano. Sin embargo, sí hay técnicas y tratamientos con los que se puede conseguir algo más de longitud y volumen.

No hay ningún secreto: se trata, simplemente, de forzar los tejidos a que se estiren, como se hace en cualquier dilatación de los tejidos blandos. A la vez, se estimula el flujo sanguíneo en la zona, consiguiendo (con mucha paciencia y constancia, eso sí) que el pene adquiera algo más de tamaño, a lo largo y a lo ancho.

En cualquier caso, siempre hay que acudir a un profesional. En cuestiones de salud sexual, hay que olvidarse de vergüenzas y complejos. Intentarlo por cuenta propia y sin ninguna información es asumir un riesgo tremendo y que puede tener serias consecuencias.

Tratamientos para agrandar el pene

Ya hemos visto que sí es posible alargar el pene, pero que nadie se entusiasme ni se llame a engaños. Habrá resultados, sí, pero no milagros. Se ganará en longitud y grosor (entre 1 y 4 centímetros), pero seguramente no se llegará a las medidas de un actor porno.

Por supuesto, es imprescindible ser constante, aquello de un día sí y una semana no, no vale. Y tampoco hay que abusar, las cosas tienen su ritmo e intentar forzarlas puede ser contraproducente. Veamos qué dispositivos se pueden usar:

Artículos usados en un tratamiento

La base de los tratamientos para alargar el pene es la de “forzar” a los tejidos a que se estiren ejerciendo una fuerza prolongada sobre ellos. En este sentido, se pueden usar tres tipos de aparatos.

Alargadores

Son unos dispositivos que se colocan sujetos en la base del pene y justo debajo del glande. Ambos anclajes están unidos por unas pequeñas barras que hacen de tracción. Para obtener resultados es imprescindible llevarlo unas horas al día.

Bombas de vacío

Las bombas de vacío lo que hacen es provocar, mediante la generación de vacío, que llegue más sangre al pene y que este se hinche. Su efecto inmediato es transitorio, sin embargo, con el uso puede mejorar la capacidad para almacenar sangre en los tejidos, de modo que el miembro ganará en volumen.

Bombas hidráulicas

Funcionan de forma parecida a las de vacío, pero la succión se realiza con un mecanismo más complejo en el que cobra protagonismo el agua.

 Cremas y pastillas

Su función es la favorecer la vasodilatación. ¿El resultado? Sencillo: más sangre, más volumen. Evidentemente, la acción de las cremas es mucho más rápida, pero, en cualquier caso, los resultados a la larga serán los mismos: si el pene gana volumen, y lo hace de manera continuada y regular en el tiempo, los tejidos, al igual que ocurre con los dispositivos, acabarán “dando de sí”.

Y, llegados a este punto, surgirá otra duda razonable: ¿Solas o en compañía? La respuesta es igual de lógica: si se combinan cremas o pastillas con alargadores o bombas, los resultados se obtendrán antes.

Ejercicios que se pueden hacer

Un poco de ejercicio nunca viene mal. Además, es barato y si se realiza de la manera adecuada también ayuda a ganar algún centímetro. Tienen un nombre, Jelqing, y su función es la de mejorar la circulación. ¿Cómo se realiza? Colocando el índice y el pulgar en forma de O en la base del pene, ejerciendo una ligera presión y moviendo los dedos hacia punta.

Cirugía para agrandar el miembro

Es, sin duda, el método más radical para conseguir alargar el miembro viril. Consiste, explicado de una forma muy sencilla, en cortar un ligamento que hay en la base del pene y que es el que lo sujeta desde el hueso púbico. De esta manera se consigue “sacar” del abdomen una parte que está oculta y ganar algún centímetro “visible”.

Para ganar en grosor, la técnica pasa por la inyección de grasa del propio paciente o ácido hialurónico.

Cuánto se tarda en ver los resultados

Depende. Cada paciente es diferente, sus características físicas lo son y también su constancia. Sin contar con los tratamientos quirúrgicos, en uno o dos meses ya se podrá ver algún resultado, aunque siempre habrá que esperar algunos meses más para llegar al objetivo.

Precauciones a tener en cuenta

Igual que la falta de autoestima o los complejos que puedan derivarse de un pene pequeño son cuestiones serias, también lo es someterse a un tratamiento de alargamiento. Nunca debe hacerse por cuenta propia sin una opinión y guía profesional. Y, por supuesto, ante cualquier molestia se debe consultar y suspender el tratamiento de inmediato.

Y una última cuestión. A veces el tamaño del pene obsesiona más al interesado que a la pareja. Si se puede llegar al orgasmo sin penetración, será por algo, así que siempre se puede compensar longitud y grosor con unos preliminares muy intensos. El tamaño del pene no lo es todo.

Entradas recientes

Comentarios recientes