Mucho más que un sex shop o tienda erótica

Cómo llegar al orgasmo durante la penetración

Consejos

11/10/2022

Cómo llegar al orgasmo durante la penetración

En este artículo pretendemos desmitificar muchas cosas, la mayoría que se leen en internet y que hacen mucho mal al sexo y, vamos a ser sinceros, a las relaciones de pareja, ya sean estables o no.

Qué duda cabe que un buen sexo, donde las dos partes lo disfrutan por igual, te deja doblemente satisfecho. Por un lado por lo que a la unión supone si tu pareja es estable, y por otro por el placer físico que supone; pero no olvidemos que saber que hemos disfrutado y hecho disfrutar al otro, es enormemente gratificante.

Por eso, al leer ciertos artículos en internet, no podemos sino llevarnos las manos a la cabeza pensando que quien los ha escrito, o no se ha comunicado jamás con su pareja, o toda su experiencia sexual se basa en lo que ve en televisión; y ello sin ánimo de ofender, sino de educar en lo que da placer y lo que no, que es de lo que se trata en las relaciones sexuales de cualquier tipo.

La concentración es fundamental en la mujer

Y en el hombre. La concentración es clave en el sexo porque ni uno ni otro pueden estar pensando en la lista de la compra o en un partido de fútbol si pretenden disfrutar de lo que hacen. Vamos, que si no están a lo que están, no van a ponerse ni un poquito a tono. La única diferencia es en el hombre, que todo es más obvio físicamente.

Es imprescindible conocer a nuestra pareja y, en una mujer, obtener su atención y su concentración requiere cierta pericia. Si la conoces, evidentemente sabrás cómo hacer que se concentre, qué botones pulsar, qué sitios besar o acariciar, qué cosas susurrar, o simplemente, cómo mirarla.

Gran parte del placer sexual en las mujeres, y la obtención del orgasmo, va a depender de lo centradas que estemos, porque el cuerpo responde a estímulos físicos, pero también a estímulos psicológicos.

Es importante que nuestra pareja sepa estimularnos físicamente y de una forma gradual pero constante, para que la concentración no decaiga. Pero eso es una de las reglas del sexo y es que, salvo arrebatos salvajes (que todos los tenemos), en general el sexo es un in crescendo de sensaciones y excitación.

Por qué necesitas estimular tu clítoris para llegar al orgasmo (o que lo estimulen)

Aquí depende de muchos factores, y también de la mujer en concreto. Aunque lo cierto es que es mucho más complicado llegar al orgasmo únicamente con la penetración, y sin haber estimulado antes el clítoris lo suficiente y de forma adecuada.

No olvidemos que el clítoris también se estimula durante la penetración, especialmente sus raíces internas y no visibles. Para estimular su glande, y obtener un orgasmo con más facilidad durante la penetración, habrá que hacer movimientos de roce o fricción. Puedes encontrar que tu pareja no requiera una estimulación directa para alcanzar el orgasmo porque pueda lograrlo con el juego en otras partes del cuerpo, como los pezones, o los muslos, aunque no es lo habitual.

Por eso, tras los besos, lametones, mordiscos y restregones previos a toda penetración, necesitarás estimular el clítoris de manera directa para que llegue al orgasmo en la penetración.

Evidentemente, la penetración en sí, genera placer cuando estás manteniendo relaciones, pero un alto porcentaje de las mujeres necesita la estimulación directa del clítoris (cerca del 80%) para alcanzar el orgasmo durante la penetración.

Cómo estimular el clítoris para tener orgasmos durante la penetración

Hemos hablado de la estimulación, pero ojo, que no vale cualquier torpe toqueteo. Lo básico es la comunicación, al igual que cuando vas a masturbar a un hombre, no todo vale. Por eso es ideal explorar, tocar, descubrir y preguntar para aprender a conocer perfectamente el clítoris y su funcionamiento.

Puede estimularse de forma directa o indirecta, teniendo cuidado de no hacer daño porque es un punto enormemente sensible. Aquí mi consejo es que primero le pidas a tu pareja que te enseñe, que se estimule ella, se toque lentamente cuando ya estéis medio listos, mostrándose para ti, y para que veas cómo lo hace y qué va sintiendo, cómo se va moviendo…

Luego estarás preparado para hacérselo tú (en todo caso, que el otro estimule tus puntos más erógenos si lo hace bien, es más divertido que hacerlo uno mismo) y siempre observando sus reacciones y, en caso de duda, atendiendo a las indicaciones.

Lubricados siempre es mejor, aunque llegados a este punto es muy probable que la lubricación natural ya será abundante. Pero siempre puedes contar con una ayuda extra y escoger el lubricante que más se adapte a tus necesidades. Para una estimulación más completa y sensual, puedes obtener esa lubricación natural alternando la estimulación del clítoris con la introducción de tus dedos suavemente en su vagina.

Hay otras formas no manuales de estimular el clítoris antes de la penetración (mediante juguetes sexuales de todo tipo, succionadores, con la boca, con plumas…); pero por ahora vamos a quedarnos en la parte más básica, porque si no hemos aprendido a montar en bici, no vamos a apuntarnos al tour de Francia.

Luego, durante la penetración, si está bastante estimulada, es sólo cuestión de movimiento, de ritmo, y de que vuestros cuerpos se rocen lo suficiente. Que vuestros órganos sexuales choquen en cada embestida, o se rocen suficientemente si la penetración es más pausada. Vamos con las posturas.

Postura Cowgirl o la vaquera

Consiste en que la mujer se coloca a horcajadas sobre el hombre, introduciendo el pene en su vagina, y como si estuviera cabalgando, comenzará a moverse sobre él. Esta postura gusta mucho a los hombres.

El motivo es que permite tener unas vistas increíbles que les excita muchísimo, ya que mientras se mueve, ven cómo bailan los pechos, pueden pellizcarlos o tocarlos. Esto permite agarrarse bien al trasero o a las caderas y controlar los movimientos y la intensidad de su vaquera.

A muchos hombres les gusta llevar la riendas, y esta postura permite cierto control y poco esfuerzo. Aunque es una postura en la que puedes estimular el clítoris con la mano, no es fácil hacerlo bien mientras te cabalgan (puedes hacer daño); si bien es más sencillo que con esta postura se alcance el punto G.

Además tiene dos problemas; uno es que según el ángulo al cabalgar, o si se saca todo el pene durante la penetración, esta postura puede ser peligrosa para el pene, pudiendo provocar torsiones (hay mayor posibilidad de fractura de pene), y aunque puedas estimular el clítoris, es complicado hacerlo bien.

Esta postura también puede hacerse de forma que la mujer se incline hacia el hombre, más cuerpo a cuerpo, lo que provocará el roce de los genitales, y evitará en cierta medida el riesgo de torsión del pene, pero puede ser menos visual.

Postura del Tetris

Es una posición cómoda y simple, donde el hombre lleva el ritmo y el control. La mujer se recuesta de costado y deja al hombre ubicarse de rodillas entre sus piernas, para acceder a la penetración, que puede jugar con los niveles de intensidad. Es ideal en casos de embarazo.

Además de dejar a la vista completamente el cuerpo de la mujer, lo que puede ser muy excitante, también puedes acceder con los dedos al clítoris sin problema y con facilidad; así como a cualquier otra parte del cuerpo.

Postura del misionero

La postura del misionero es la que todos conocemos, en la que la mujer se tumba boca arriba con las piernas abiertas y el hombre la penetra colocado encima. Aquí para que haya un buen roce en el clítoris es importante estar muy pegados, y hacer movimientos circulares u oscilantes.

Hay una variante con las piernas cerradas, que suele ser más estimulante para la mujer, y es que una vez el pene haya penetrado la vagina, ella cierra las piernas todo lo que pueda, en paralelo y así la presión sobre el pene es mayor (que no debe sacarse) y el clítoris se verá estimulado por la fricción.

La cucharita

La cucharita es básicamente como el misionero pero de espaldas, de forma que puedes estimular el clítoris mientras la penetras, ya sea manualmente o con algún juguetito, o bien estimularle los pezones mientras ella lo hace con su clítoris.

Juguetes para estimular el clítoris durante la penetración

No vamos a entretenernos mucho por no alargar el artículo, ya que daría para dos libros el tema del clítoris. Pero uno de los juguetes favoritos de las mujeres durante la penetración es el anillo vibrador, porque vibra de una forma lo suficientemente sutil como para no irritar, y permite una penetración mientras se estimula el clítoris.

Entradas recientes

Comentarios recientes