Mucho más que un sex shop o tienda erótica

Cómo estimular el perineo

Consejos

13/06/2022

Cómo estimular el perineo

No queremos que quede una sola parte del cuerpo que dejes de explorar y de usar para dar placer. Por eso hoy nos adentramos en ese gran desconocido que es el perineo, al que le acompaña siempre un halo de prejuicios y tabúes que queremos desechar por completo.

¿Qué es y dónde está el perineo?

Lo primero, para poder estimular el perineo y gozar es saber dónde se encuentra. El perineo es una forma de llamar al suelo pélvico pero cuando nos referimos a su parte cutánea y muscular. Es decir, cuando te sientas en un sillín de bici, eso que notas tocar la bicicleta, es el perineo.

En el caso de las personas con pene, es el hueco que hay entre los testículos y el ano. Y ojo, porque para ellos es una zona muy importante porque en el perineo se encuentra el músculo isquicavernoso que interviene en la erección del pene. Sí queridos belovers, estamos ante una zona que tiene mucho que ver con la sensación de placer, por lo que saber estimularlo es muy importante.

Formas de hacer un masaje perineal para hombre

Antes de contarte como hacer un masaje perineal a un hombre, paso a paso, déjanos darte unos consejos previos para que estés perfectamente preparado/a para la tarea.

Masajear el perineo es una forma de estimular la próstata desde el exterior, por lo que estaremos estimulando al mismísimo punto P.

¿Cómo acariciar el perineo?

Para acariciar correctamente el perineo, lo mejor es que lo hagas con las uñas recortadas, para evitar posibles lesiones en una zona que es muy sensible. Lávate siempre las manos antes de empezar a toca, ¡La higiene es primordial!

La postura es importante

Como en tantas prácticas sexuales, elegir una buena postura nos va a ayudar muchísimo en conseguir el resultado placentero que queremos. En este caso, la persona cuyo perineo va a ser masajeado debe estar tumbada bocarriba, con la piernas abiertas y flexionadas, y totalmente relajada… Con esta postura, el perineo será más fácilmente accesible.

Poner lubricante en la zona

No olvides comenzar la tarea con un buen lubricante, mejor con base de agua (excepto si estáis en la ducha, en cuyo caso recomendamos uno de base de silicona). Esto hará que los dedos que van a masajear deslicen mejor por la zona, evitando fricciones, posibles roces… Cuando cojáis prácticas en la materia, os sugerimos introducir un lubricante con efecto frío o calor para darle un toque nuevo a la experiencia.

Masaje para la zona del perineo

De arriba abajo

Uno de los mejores movimientos que puedes hacer para masajear el perineo es coger tus dedos índice y corazón y recorrer la línea que une los testículos con el ano. Hazlo de arriba abajo, y al revés, repitiendo suavemente tantas veces como quieras. Es una zona sensible, de ahí que incidamos en lo de “suavemente”…

Puedes introducir alguna variación en el movimiento para ir añadiendo más placer y excitación, por ejemplo dibujando círculos, rombos… con tus dedos, haciendo ligeras presiones en la zona…

Y esperamos que no tengas mucha prisa, porque aquí estamos para pasarlo bien y disfrutar, y el masaje de perineo requiere tiempo, por lo que te sugerimos repetir estos movimientos todo lo que puedas y aguantéis. La excitación irá en aumento y explotaréis de placer.

Ejercicios de Kegel

Un plus que puedes introducir en el masaje perineal es realizar ejercicios Kegel mientras se recibe el mismo. La persona que está siendo masajeada debe contraer y relajar la musculatura del suelo pélvico. Esto hará que entrenemos esta zona, potenciando los orgasmos.

¿Cuántas ganas te han quedado de dar un masaje perineal? Seguro que tantas o más como recibirlo. Pues sólo nos queda decirte que, si lo necesitas, vuelvas a leer esta guía y te pongas mano a la obra. Y a disfrutar.

Entradas recientes

Comentarios recientes