Mucho más que un sex shop o tienda erótica

Aumenta el deseo con ayuda de los afrodísiacos

Consejos

14/09/2021

Aumenta el deseo con ayuda de los afrodísiacos

¿Qué son los afrodisíacos?

Los afrodisíacos son sustancias a las que se les otorga la capacidad de aumentar el deseo sexual.

Si bien hay una larga historia ligada a pócimas, ungüentos y potenciadores desde tiempos inmemoriales, no hay una evidencia científica de la efectividad de éstos en líneas generales, y dependerá mucho de la predisposición de la persona y de la reacción de su propio organismo.

Afrodisíacos naturales

Dicho lo anterior, existen multitud de alimentos o especias naturales calificadas como afrodisíacas por unos u otros motivos.

Más allá de la creencia de que una comida pueda aumentar nuestra libido, sí podemos apreciar cómo determinados ingredientes favorecen la circulación (que puede suponer una mayor lubricación, por ejemplo), aportan energía o incluso tienen efectos cosquilleantes aplicados sobre las mucosas de los genitales.

Algunos afrodisíacos naturales son el azafrán, que estimularía la circulación sanguínea; la canela, que es estimulante; el espárrago, por su alto poder energizante; el ginseng, un potenciador sexual; el enebro, como vigorizante; o la maca, que aumenta el deseo sexual y ayuda en casos de disfunción eréctil.

Cómo funciona el deseo sexual

Todo sucede en el cerebro, aunque los impulsos o sensaciones sean mucho más corporales y, en general, involuntarias. El deseo sexual aparece al percibir nuestro cerebro determinados estímulos como sexuales, dichos estímulos pueden tener infinidad de fuentes, ya sea una película, una escena que vemos en la calle, una frase, una caricia, un olor…

A raíz de recibir ese estímulo, se ponen en marcha numerosos mecanismos, provocando que el cuerpo reaccione y se prepare para un encuentro erótico (lubricación, aumento del ritmo cardiaco, erección, piel enrojecida…), aunque ni mucho menos sea nuestra intención en ese momento. Es por eso que podemos decir que, en algunos casos, el cuerpo va por libre y reacciona de manera sexual a cosas que, de forma consciente y voluntaria, no nos excitan o atraen.

complementos afrodisíacos

Tipos de complementos afrodisíacos

Un complemento afrodisíaco es una manera de ayudar al cuerpo a encontrarse en sintonía cuando nuestra motivación sexual no corresponde con lo que nos gustaría.

Habitualmente están elaborados con componentes naturales; no obstante, no está de más comprobar que el producto sea seguro para nuestro cuerpo y consultar con el médico si es preciso.

Cápsulas afrodisíacas

Al igual que se toman vitaminas para mantener unos niveles sanos o solventar alguna carencia, las cápsulas afrodisíacas pueden aportar esos ingredientes que favorecen una respuesta sexual más activa.

Sea porque den energía, porque favorezcan la circulación sanguínea o sean estimulantes, su toma suele ser antes del encuentro erótico, aunque también hay comprimidos que pueden incorporarse en la dieta diaria.

Gotas afrodisíacas

En este caso los componentes se presentan disueltos y de forma concentrada. Deben consumirse apenas unas gotas mezcladas en un vaso de agua, o aplicándolas bajo la lengua. Su uso es previo al encuentro erótico y aumentarían la libido.

Bebidas afrodisíacas

Son, en esencia, bebidas estimulantes. A menudo llegan cafeína y/o taurina que aporta energía, pero también pueden incluir otros estimulantes naturales para un efecto erótico-festivo.

Cremas y geles excitantes

La cosmética erótica es una gran aliada para despertar sensaciones, e incluso para motivar al cuerpo cuando la mente tiene demasiadas cosas y no le resulta fácil centrarse.

Con diversos ingredientes naturales se consiguen reacciones como cosquilleo, sensación de frío o calor, aumento de la sensibilidad, mejora de la microcirculación de los genitales… Los cosméticos con estos efectos también pueden mejorar la calidad de las erecciones, aumentar la lubricación vaginal e incluso favorecer el orgasmo.

Fragancias con feromonas

Nuestro pasado homínido se beneficiaba mucho de las feromonas, pues era también una forma de encontrar una pareja sexual compatible. A día de hoy, los humanos, hemos perdido en gran parte esa sensibilidad olfativa; pero aún queda una pequeña parte que es capaz de discernir el atractivo de un amante por cómo percibimos su olor.

Puede atraerte el olor de alguien concreto, recién sale de la ducha o incluso con el cuerpo sudado, y no sabes muy bien porqué. Ahí entran en juego las feromonas naturales y cómo nuestro cerebro las lee como apetecibles o no de manera inconsciente.

Para incentivar este tipo de atracción existen los perfumes o fragancias con feromonas. Diseñados para resaltar nuestro potencial personal y llamar la atención, aunque la otra persona no sea realmente consciente de ello.

Incienso afrodisíaco

Poner una vara de incienso en la habitación puede ayudar a crear ambiente, aporta un agradable aroma e incluso puede animar a que nos pongamos más calientes.

Existen inciensos con feromonas, según a quién queramos a traer al lecho, que sin que seamos plenamente conscientes, estimularan nuestras ganas de sexo.

Retardantes de la eyaculación

Si bien los retardantes tienen poco que ver con los afrodisíacos, quizá más bien todo lo contrario, es útil tenerlos en cuenta por si tanta excitación nos pone a muchas revoluciones demasiado pronto.

Si con los afrodisíacos buscamos esa motivación sexual, aumentar la libido, con los retardantes se favorece que el juego sea más duradero. De todas formas, no te obsesiones con la duración, pues lo que cuenta es la calidad y los resultados.

afrodisíacos

Momentos para usar afrodisíacos

A la hora de usar afrodisíacos, lo primero que tenemos que tener en cuenta es la utilidad en sí. Si simplemente vamos a tumbarnos en el sofá a echar la siesta, no tendría mucho sentido usarlo, pues sería como estrenar un traje para hacer natación, inútil.

Cuando mejor partido le sacaremos a estos productos es de cara a una cita, para atraer a nuestro amante, cuando sintamos que estamos con poca energía, para probar nuevas experiencias, para gozar de una masturbación diferente, celebrar un día especial, e incluso un día que tengamos la autoestima un poco bajita.

Desde aquí mi consejo es que evites reuniones de trabajo, comidas familiares, trámites fiscales y similares. Quizá el cosquilleo en la entrepierna pueda servirte de aliciente para aguantar algunas situaciones, pero ni podrás concentrarte ni satisfacer ese deseo, así que mejor esperar a otro momento.

Mitos

Aunque los afrodisíacos puedan incidir de alguna manera en el organismo, no son compuestos milagrosos, por lo que deberá haber cierta predisposición previa para que resulten efectivos en mayor o menor medida. Ten en cuenta estos mitos.

Fresas con chocolate

Se habla mucho de esta mezcla como si fuera un secreto erótico. Lo cierto es que ninguno de los dos alimentos tienen propiedades afrodisíacas, pero eso no quiere decir que no puedan ser estimulantes. Al igual que pasa con otros muchos alimentos (las famosas ostras, por ejemplo), no es tanto el alimento en sí como la manera de prepararlos y consumirlos lo que puede caldear el ambiente. Como un efecto placebo, basta con creer que funciona para que pueda hacerlo.

La viagra es un afrodisíaco

No, la viagra no es un afrodisíaco, sino un medicamento vasoconstrictor cuya acción es retener la sangre en el pene, favoreciendo una erección más duradera y firme. No obstante, no proporciona un aumento del deseo sexual, de hecho debe existir previamente para que pueda tener efectividad para su fin.

El marisco es afrodisíaco

No necesariamente. En este caso lo que más motiva el deseo sexual y un aumento de la libido es la forma que presentan y su aroma, así como la forma en la que pueden comerse ostras o mejillones, por ejemplo. Nuevamente la mente entra en juego, dándole fuerza al efecto placebo de estos productos.

Si pongo mucha canela en el plato de mi pareja, se excitará mucho

Va a ser que no. Por más que la canela sí sea uno de esos ingredientes entendidos como afrodisíacos por su poder estimulante, simplemente por ingerirla no va a saltar sobre ti caliente como un mechero. Es importante tener en cuenta otros factores, ningún alimento de este estilo funciona de manera mágica por ingerirlo. Sí puede ser más efectivo si se aplican sobre los genitales cosméticos eróticos con estos ingredientes. Pero de todas formas, si no está de humor, no lo estará tras la canela.

Me pongo un perfume de feromonas y ligaré mucho

No necesariamente. Lo que hacen las feromonas en algunos casos es resaltar tu aroma natural, y aunque en otros casos sí aporte un aroma particular, tampoco son fragancias mágicas. Pero no te desanimes, pues debes tener en cuenta el factor psicológico, y no sólo el que afecta a quien te huele, sino a ti. Al usar este tipo de fragancias, es frecuente que nos invada una sensación de poder y atracción que, de manera sutil pero eficaz, aumente nuestra seguridad y autoestima y, por tanto, nuestro atractivo hacia otras personas.

Entradas recientes

Comentarios recientes