Mucho más que un sex shop o tienda erótica

Osmolagnia, la excitación con los olores

Salud sexual

27/09/2022

Osmolagnia, la excitación con los olores

Si crees que las únicas formas de sentir excitación por otra persona es a través de la vista, el gusto o el tacto, te equivocas. El olfato tiene mucho que ver en la excitación que puede producir a una persona el olor de otro. Hoy os hablamos de osmolagnia, también llamada olfactofilia.

¿Qué es la osmolagnia?

La osmolagnia, u olfactofilia, es considerado un fetiche por medio del cual a una persona le produce deseo o atracción sexual el olor de otra. Y con olor nos referimos a cualquier aroma proveniente de cualquier parte del cuerpo: axilas y genitales inclusive.

¿Es lo mismo osmolagnia que olfactofilia?

Sí, ambos términos vienen a referirse a lo mismo, a esa excitación que nos produce el olor corporal. No se debe confundir con otras filias como la ozolagnia, excitación sexual provocada por los olores fuertes, el renifleurismo, excitación por el olor de la orina, o la antolagnia, excitación producida por el olor de las flores.

¿En qué consiste este fetiche?

Además de sentir atracción o excitación sexual por otra persona gracias a sus olores corporales, especialmente los genitales y axilas, este fetiche va más allá.

Las feromonas, un elemento importante

Las feromonas son importantes para la comunicación de los seres humanos. Generan olores que tienen gran influencia en la elección de una pareja. Estos olores se producen antes, durante y después del sexo y, aunque son imperceptibles, no somos conscientes de ellos, producen un gran efecto en el cuerpo. Las velas de masaje son un gran complemento para las personas que se excitan con los olores.

Diversos estudios aseguran que todas las personas emiten señales en forma de feromonas, y quien es capaz de olerlas, es capaz de captar esas sensaciones con su órgano vomeronasal (entre la nariz y la boca). Cuando esto ocurre, las feromonas recorren un camino hasta el hipotálamo, que es la parte del cerebro que regula el sistema nervioso y, más en concreto, las conductas sexuales. Por tanto, cuando las feromonas alcanzan el hipotálamo, se produce una respuesta que desencadena una conducta sexual.

Excitación con el olor corporal

Cuando llegamos a un punto en el que todos los sentidos son relegados a un segundo plano, y nos centramos en el olfato como desencadenante de una respuesta sexual, es cuando hablamos de olfactofilia, o excitación por el olor corporal. No debe extrañarnos que existan personas que, por ejemplo, pidan a sus parejas no ducharse antes de un encuentro sexual.

¿Cómo sé si tengo un problema con mi osmolagnia?

Para poder decir que tenemos osmolagnia, y poder considerarla como un problema, han de darse dos condiciones. Una de ellas es que sean episodios intensos y frecuentes. El segundo es que puedan a llegar a producir un deterioro significativo en aspectos sociales, laborales o personales o, incluso, producir angustia.

En todo caso, queremos tranquilizarte porque este momento angustioso no siempre se produce. De hecho, en la mayoría de estudios, las personas reconocen que sienten placer y excitación por los olores de su pareja. Es más, puede ocurrir que el recuerdo al olor de una persona, por ejemplo, un ex, te recuerde a dicha persona y te traiga recuerdos sexuales.

Ya ves que en esto del sexo nunca se deja de aprender…

Entradas recientes

Comentarios recientes