Mucho más que un sex shop o tienda erótica

Wax Play: Juegos con cera de velas

Juegos eróticos

26/07/2022

Wax Play: Juegos con cera de velas

En nuestro afán por hacer de tus relaciones sexuales siempre algo nuevo, hoy queremos hablarte de un juego que puedes introducir en los momentos íntimos con tu pareja para darles un nuevo empujón. ¡Nunca mejor dicho! ¿Te atreves a jugar con la cera de las velas? Bienvenidos al mundo del Wax Play.

¿En qué consisten los juegos con cera de velas?

Si has metido alguna vez el dedo en la cera caliente de una vela habrás notado una extraña sensación que consiste en un quemazón fugaz que se convierte luego en frio. Lo que pretende este juego con cera de velas es introducir esa ligera sensación de ardor en la piel para conseguir emociones nuevas.

Porque, aunque quizás te asuste lo que estás leyendo, el ardor es tan fugaz, que se convierte hasta en agradable. Además, la cera puede resbalar sobre tu cuerpo sin saber muy bien dónde caerá, y esa sensación de incertidumbre, es muy excitante.

Eso sí, debes ir poco a poco y con cuidado, y dejar fluir la cera con cierta libertad sólo cuando tengas cierta experiencia, para evitar posibles quemaduras si no consigues el punto adecuado.

¿Cómo se realiza el wax play?

El wax play consiste en dejar caer gotas de cera caliente sobre el cuerpo de tu pareja. ¿Cómo? Básicamente, volcando una vela.

La temperatura de la cera viene ya dada por el punto de fusión en el que la vela se quema. Sin embargo, podemos controlar la temperatura a la que tocará el cuerpo variando la altura desde la que la vertamos. Cuánto más alta esté sobre la piel, y por tanto más recorrido en el aire tenga que hacer, más fría llegará. Por ello, en los inicios, mejor hacerlo desde puntos algo más elevados, para ir acortando la distancia cuando cojas experiencia.

En cuanto a posturas, hay varias ideales para estos juegos. Por ejemplo, mientras la persona que va a recibir la cera está tumbada boca abajo, igualmente boca abajo y, si está de pie o sentada, con los brazos extendidos y las palmas hacia arriba.

Vela con forma de cuerpo de mujer para wax play

¿Puedo utilizar cualquier tipo de velas?

Realmente no. O al menos, queremos recomendarte unas más que otras. Por ejemplo, las más recomendables son las velas blancas clásicas. Cuánto más color tenga la vela, se quemará a mayor temperatura y, por tanto, podrá caer en la piel a más temperatura. Las velas aromáticas, de gel o de cera de abeja son más propensas a provocar quemaduras.

¿Tu pareja tiene alergias o problemas en la piel? Es algo importante porque si fuera así, este juego puede ser su mayor disgusto. Debes buscar velas sin aditivos, ya que las que llevan perfume o esencias suelen provocar alergias.

Para comenzar también puedes utilizar velas especiales para masajes. Deberás encender la vela durante unos 20min y cuando esté derretida verterla con cuidado encima de la piel. Esa sustancia servirá para masajear a tu pareja pero la sensación de calor es muy similar a una vela normal.

Zonas del cuerpo para jugar con cera de velas

Las mejores zonas para jugar con la cera de las velas son el vientre, el escote, los pechos, las piernas, la espalda y el culete. Básicamente se trata de evitar zonas sensibles, como los genitales, pezones o la cara.

Debes tener cuidado con las salpicaduras de la cera, especialmente en los ojos y en orificios del cuerpo. Evita por tanto zonas del cuerpo cercanas a estas zonas. ¡Y evita también zonas con pelo! Básicamente porque, al retirar la cera, puedes sentir un dolor como el de la depilación. ¡Estamos hablando de cera!

Tips básicos para jugar con cera de velas

A pesar de que ya te hemos dicho que podrás hacer variar la temperatura de la vela colocándola más alta, siempre es conveniente probar sobre el antebrazo. Y es precisamente un brazo de distancia la que se recomienda dejar entre la vela y el cuerpo antes de verter la cera caliente.

Otro consejo que debemos darte es que adaptéis el juego a la tolerancia al calor, o al dolor, de cada persona. Porque no todas las personas lo tienen igual. Lo que para ti puede ser muy caliente, puede no serlo para otra, y al contrario.

Las primeras veces que juegues con la cera de las velas, debes hacerlo dejando libertad a tu pareja. De momento, no uses cuerdas ni restrinjas su movilidad, es importante que no se sienta atrapada antes de practicar algo nuevo. Poco a poco podréis ir introduciendo estos elementos para ganar en excitación. Te aconsejamos no mezclar la cera de vela con juguetes sexuales ya que podrían estropearse.

Si en la piel hay cicatrices, eccemas, quemaduras o psoriasis… mejor obviar jugar con la cera… o hacerlo con extremo cuidado.

Y, más allá del cuerpo, estamos “jugando con fuego”, por lo que debes prestar atención a elementos extra corporales: cuidado con la ropa, cortinas, sábanas… no dejes la vela encendida una vez hayas terminado el juego sexual, no dejes que tus mascotas se acerquen a la misma y ten cuidado donde la apoyas. En todo caso, no está de más tener cerca un botella de agua o una toalla húmeda que os sirva en caso de “emergencia”.

¡Vaya! Ya te vemos corriendo a por velas para poner en práctica este juego. Eso es que te hemos dejado con las ganas. Era la intención.

Entradas recientes

Comentarios recientes