Mucho más que un sex shop o tienda erótica

Mejores posturas para disfrutar en solitario de tus juguetes

Consejos

06/05/2022

Mejores posturas para disfrutar en solitario de tus juguetes

El placer sexual se puede alcanzar con pareja y en solitario, y poco se habla de las personas que quieren disfrutar en solitario de sus juguetes sexuales.

Porque como se conoce unx, no se conoce nadie.

Y no siempre tenemos que conformarnos con las mismas posturas para alcanzar la plenitud de nuestro orgasmo.

¡Si sigues leyendo, te contamos algunas de esas posturas para que no te pierdas nada!

Posturas ideales con juguetes tipo succionadores

Las posturas que te contamos a continuación son ideales para llegar al clímax con tus juguetes sexuales, tipo succionadores, como el SONA 2 Cruise de LELO. La posición en la que quedan tus genitales favorece que puedas alcanzar tu clítoris de forma sencilla.

 

 

La amazona sobre juguete

Lo principal es apoyar las piernas abiertas algo más allá del ángulo de tus caderas en una superficie plana y cómoda, como la cama o el sofá. Es lo recomendado para que las rodillas no sufran por el peso del cuerpo.

Puedes sujetar tu juguete, como este succionador de clítoris con lengua estimuladora, con una mano, para poder disfrutar de otro tipo de placer, como las caricias, por el resto de las zonas erógenas de tu cuerpo con la otra.

 

 

Dependiendo del tipo de juguete que uses, puedes obtener un 3×1, porque puedes estimular la vagina, el clítoris y la zona anal.

La dificultad de conseguir hacer esta postura es baja, y el placer, medio.

Los cuatro puntos cardinales

Se trata de una variación del clásico perrito, que no puede faltar ya sea en solitario o en pareja.

Apoya los brazos sobre una superficie plana, con las piernas flexionadas. Tienes que sujetar el juguete estimulador con tus muslos, lo que supondrá un reto a la hora de poder llegar al éxtasis. Pero sin esfuerzo no hay recompensa.

El nivel de dificultad es medio, pero el placer obtenido, alto.

Posturas ideales con vibradores

Las posturas que os descubrimos a continuación se compenetran muy bien con juguetes tipo vibradores, sean clásicos, realistas e incluso rotadores. Con un poco de movimiento, el placer puede ser infinito.

Contra la pared

Túmbate en la cama, en el suelo o cualquier superficie en la que alcances tu comodidad, con las piernas hacia arriba, apoyadas en la pared por los talones.

Coloca el juguete sobre una almohada, entre tus nalgas y la pared, y ejerce presión para que este llegue a tocar la pared y haga de tope.

Tu juguete debe ser del tipo que permita la penetración anal o vaginal, ya que facilita el placer. Además, dejará tus manos libres para que puedas estimular otras zonas de tu cuerpo.

La dificultad para conseguirla es media, y el placer, alto.

 

A tus pies

Es una variación de la postura ‘Contra la pared’. Pero en este caso serán tus pies los que ejerzan de tope, y no la pared.

Recuéstate sobre un lado de tu cuerpo, con las piernas flexionadas, y descansa un juguete como el Rabbit en tus pies. Para dar un paso más, puedes juntar y separar tus piernas, para que el control de la penetración recaiga en los talones.

 

 

Si no, tus manos pueden ser tus mejores aliadas para conseguir el placer deseado.

En este caso, el grado de dificultad es mayor, y el placer conseguido, medio.

Mejores posturas con juguetes tipo impulsores

Este tipo de juguete con impulsor no solo consigue recrear la forma del falo, sino que además su movimiento imita con mucha exactitud el de una penetración real.

Y hay posturas que te ayudarán a que la experiencia sea de 10.

 

La pirámide

Apoya tus manos en una superficie plana y cómoda mientras estás de rodillas. Debes conseguir que tus piernas estén levemente abiertas en forma de pirámide.

Mientras, tu huevo vibrador se quedará entre ambas piernas.

Puedes utilizar el peso de tu cuerpo para elevar el placer.

La dificultad de esta postura, media, es acorde al placer conseguido.

Sex and The City

Túmbate boca arriba, con el torso algo ladeado, pero disfrutando de lo que más te apetezca en ese momento: el libro que te han recomendado, la serie a la que te has enganchado…

Introduce tu juguete entre tus piernas y da rienda suelta al placer mientras un succionador como el SILA de LELO hace el resto.

La dificultad es baja, y el placer, medio.

Mejores posiciones para juguetes tipo dildos con ventosa

Estos juguetes, al tener ventosa, te harán más sencillo el camino hacia el placer, pues se pueden fijar a cualquier superficie.

Y si quieres un extra, puedes incorporar un juguete que también cuente con vibración.

El perrito contra la pared

Otra variante de la postura del perrito de pie, pero siempre habrá que buscar una pared sobre la que apoyar o pegar un juguete con ventosa.

El objetivo es permanecer con las piernas estiradas, mientras bajas el torso hasta llegar al suelo o hasta donde te permita tu flexibilidad. Si te es más cómodo, puedes apoyar tus manos en una silla o taburete.

La dificultad de esta postura es alta, y el placer obtenido, medio.

El goce acuático

Necesitas un medio acuático, como tu bañera o un jaccuzi, con poca profundidad de agua.

Coloca, por ejemplo, tu succionador de clítoris pegado al fondo de la superficie elegida, recuéstate sobre tu espalda, con las piernas abiertas. Y siempre buscando llegar a tu juguete con comodidad.

 

 

Es hora de provocar el movimiento adecuado para alcanzar el placer deseado.

La dificultad es media, y el placer, alto.

La mayoría de los juguetes ya son resistentes al agua, pero eso no significa que podamos sumergirlos completamente.

Posturas con juguetes estimuladores de próstata

El orgasmo, acompañado de este tipo de juguetes, puede llegar a ser más intenso. Y es que, existen orgasmos muy placenteros, más allá del pene.

Por eso, es un buen momento para descubrir algunas posturas que te permitirán abrir horizontes probando algún estimulador prostático.

 

 

El rey acostado

Es una variante de la postura ‘Sex in the city’.

Debes conseguir estar recostado sobre uno de tus lados, mientras flexionas y adelantas la pierna contraria, siempre buscando una postura cómoda. El objetivo es que la zona anal quede expuesta a tu masturbador.

Y por supuesto, mientras disfrutas de tu orgasmo, puedes chatear, leer, ver la tele o ponerte al día… La dificultad es muy baja, y el placer, alto.

Posturas con juguetes tipo bala

Estos juguetes tipo bala tienen un tamaño más pequeño, ideales para llevar en el bolso o el neceser. Pero que su tamaño no te engañe, porque no está reñido con su potencia.

La flor de loto

Si practicas yoga como si no, esta postura no te será desconocida, porque encontramos referencia a ella en anuncios, películas o series de televisión.

Debes colocarte en una superficie plana, sentadx sobre las piernas, que deben estar cruzadas entre sí, dejando expuesta tu zona genital. Así podrás incorporar tu juguete con total plenitud.

La dificultad es media, y el placer muy alto.

 

 

Seguro que estas posturas te han servido para explorar mundos placenteros en solitario. Porque no todo hay que hacerlo en compañía. Puede ser igual de emocionante marcarse un viaje de mochilero en tren por Europa, ir al cine, darte un paseo por la playa, o practicar posturas que te lleven al orgasmo, sin ninguna otra compañía que tu juguete más preciado.

Y por si quieres saber más, en este artículo te descubrimos lo que nadie te ha contado sobre la masturbación.

Entradas recientes

Comentarios recientes