Mucho más que un sex shop o tienda erótica

Cómo masturbarse de pie: Consejos y posturas

Consejos

06/06/2022

Cómo masturbarse de pie: Consejos y posturas

Querida mujer que nos lees y que estás cansada de buscar la mejor postura para poder masturbarte, este post es para ti. Normalmente todas nos masturbamos tumbadas, en posición horizontal, porque suele ser la forma más cómoda, pero a veces tenemos la necesidad de hacerlo de pie, porque el calentón nos pille en un sitio donde no podemos tumbarnos o porque, simplemente, nos apetece hacerlo, por ejemplo, mirándonos a un espejo, algo que, por cierto, es muy excitante.

Hoy te contamos cómo puedes masturbarte de pie y no morir en el intento.

Consejos antes de masturbarse de pie

Más adelante te vamos a contar las mejores posturas para masturbarte de pie. Pero antes, conviene repasar algunos consejos que aplican siempre en estos casos.

Estamos hablando de masturbarnos de pie, de modo que la primera pregunta es obligada: ¿Cómo andáis de equilibrio? Si has respondido que mal, o regular, deberás poner en práctica estas posturas apoyando tu espalda contra la pared, de modo que tengas un punto de apoyo y no te caigas por el suelo mientras estás en faena.

Si no quieres manchar la zona donde te vayas a masturbar de algún tipo de flujo, puedes colocar una toalla debajo. Eso te permitirá estar más relajada en ese aspecto y no pendiente de manchar.

Masturbarte de pie es compatible con ir vestida, por lo que podrás dejarte la ropa interior o incluso la de encima. ¿No te parece que esto es muy cómodo para poder “ejecutar” en cualquier lugar con independencia de lo que llevemos puesto?

Seguro que vas a disfrutar mucho con la experiencia… ¿Qué tal si la grabas para revivirla después o mandarla a tu pareja para ponerlo a cien?

Posturas para masturbarse de pie

Ahora sí, vamos al lío. Toma nota de las mejores posturas para masturbarte de pie.

Con la pierna levantada

Debes ponerte junto a una cama, una silla o cualquier elemento de la casa que tenga una altura que te permita apoyar un pie en ella, de modo que tu vulva y clítoris quedarán más accesibles. En esa postura no hace falta que te digamos más, ¿no? Ya sabes cómo seguir. A medida que vayas cogiendo práctica, puedes ir probando diferentes alturas donde apoyar la pierna para ir cambiando el ángulo de excitación.

masturbación de pie en la ducha

En la ducha

Seguro que esta ya la conoces. ¿Quién no se ha masturbado en la ducha aprovechando la excitación del agua caliente y los vapores? Evidentemente, aquí, la postura que prima es la vertical. El mayor consejo que podemos darte es que tengas cuidado de no resbalarte, por lo que asegúrate de estar en una situación en la que tengas algún punto de sujeción. En la ducha podrás jugar con el agua en tu vulva (nunca en la vagina) y, si te acompañas de algún juguete, recuerda usar lubricante con base de silicona.

Sujetándote en suspensión

Esta postura te la dejamos para cuando ya seas una experta. Uno de tus brazos debes levantarlo para sujetarte en algún agarre superior, de modo que tu cuerpo quede como levitando sobre tu brazo. Y con el brazo, y mano, libre, podrás estimular cualquier zona de tu cuerpo que te apetezca.

En la cama sin tumbarse

Vamos a la cama, a ese lugar tan sexual… pero ojo, no queremos que te tumbes, sino que te pongas de pie sobre ella, apoyando tu espalda sobre la pared y flexionando las rodillas. Gracias a la elasticidad del colchón, podrás potencias los movimiento de tu masturbación.

Con estas posturas ya ves que tienes nuevos y más lugares de tu hogar donde experimentar con tu sexualidad sin necesitar más que a ti misma.

Entradas recientes

Comentarios recientes